INSUFICIENTE EMPATE DEL PUBLYSPORT DAIMIEL FS, CON PROTAGONISMO ARBITRAL

0

143

Juan Carlos Sánchez-Camacho

PUBLYSPORT DAIMIEL FS 3 SOCUELLAMOS FS 3 

Publysport Daimiel FS: David, Kike, Arturo, Kilalo y Paco -cinco inicial-Mario, Alberto, Canuto, Jonás, Diego, Andy, Juanvi y Camilo 

Socuellamos FS: Carlos Lerín, Daniel Lerín, Rubén, Tomás e Iván José -cinco inicial-Wang, Lolo, Sergio, José Alvarez, Carretero y Sánchez 

Arbitro: Megía Alvarez. Mostró nueve tarjetas amarillas al conjunto local y por tan solo una por el visitante. 

Goles: 0-1 (Daniel Sánchez 6’) 1-1 (Kilalo 15’) 1-2 (Daniel Lerín 19’) 2-2 (Kilalo 22’)                           2-3(Carretero 30’) 3-3 (Kilalo 38’)  

Incidencias: Encuentro disputado en el Pabellón Municipal, con el máximo de aforo permitido, 240 espectadores, cubierto. 

                Vibrante, emocionante, igualado y buen espectáculo de futbol sala, el que depararon en la matinal del domingo dos de los aspirantes al acenso de categoría, con un empate final, que visto lo visto, se antoja justo, viendo los méritos de daimieleños y socuellaminos. 

                Pero este buen espectáculo que nos depararon por un lado los jugadores dirigidos por Fernando Salcedo y por otro los dirigidos por José Antonio Huedo, tuvo por encima de todo, un protagonista que no fue ninguno de los jugadores de uno y otro equipo, este no fue otro que el colegiado Megía Alvarez. Un árbitro que se empeñó en aliarse con el conjunto visitante, a base de maniatar y sacar de sus casillas a los jugadores daimieleños, con sus decisiones y carrusel de reparto de tarjetas amarillas, con un total de nueve, cuando el juego exhibido por uno y otro conjunto rayó la, casi, deportividad absoluta. 

                Pero pasando al aspecto meramente deportivo, que es al fin y al cabo el que interesa, el encuentro se desarrolló sobre lo esperado, con dos equipos muy igualados en sus fuerzas, con un objetivo común como era la suma de los tres puntos para poder afianzarse en los puestos que dan derecho a la lucha por el ascenso de categoría. 

                Comenzaba el encuentro con un Socuellamos FS, con dos líneas de presión muy adelantadas que hacía que nuestros jugadores se viesen en dificultadas para trazas y trenzar ese juego combinativo que ya van siendo habitual en los de Salcedo, observándose que Huedo tenía muy estudiadas las virtudes de los de Daimiel. Por tanto, los jugadores locales, por tanto, con este panorama, el juego local buscó el peligro en la portería, notablemente defendida, por Carlos Lerín, con balones en largo, buscando la espalda de la línea defensiva rival, teniendo en las botas de Paco, la primera oportunidad para los nuestros, que el Lerín, se encargó de desbaratar y avisar a los nuestros de que no iba a ser fácil batirle, gracias a las grandes virtudes que exhibió el joven guardameta de Socuellamos a lo largo de todo el choque. 

                Se adelantarían los visitantes, gracias a un bonito gol por la escuadra de Sanchez, precedido de un sensacional jugada colectiva visitante, cuando corría el minuto seis de encuentro. Lo que hacía, que los daimieleños buscasen con más ahínco la portería rival, topándose con Carlos en varias ocasiones, antes de lograr Kilalo el gol del empate en el minuto quince de encuentro. Pero antes de el empate, para ser justos, hay que decir que David tuvo que intervenir en hasta en dos ocasiones, con grandes intervenciones, para evitar el segundo gol socuellamino. 

                A raíz del empate, los locales se hicieron con el mando del encuentro y obligaron a retrasar la presión visitante a su campo, creando peligro en cada llegada a la bien defendida meta de Carlos. Se llegaba a la recta final del primer periodo, con las cinco faltas acumuladas por parte de los nuestros, alguna de ellas muy discutida, cuando llegó la sorpresa generalizada a la grada, cuando una jugada en la que hubo mano de un jugador visitante dentro de su área, tras un forcejeo con Paco, el “señor” colegiado no solo no decreta el penalti, si no que sanciona falta, la sexta, en contra de nuestros intereses. Como era de esperar, la indignación de jugadores, banquillo y público fue generalizada, saldándose con un par de tarjetas en contra. La polémica decisión, no la desaprovechó el jugador Daniel Lerín, para poner por delante a los suyos antes del descanso. 

                El segundo periodo comenzó con un Publysport Daimiel FS, mucho más presionante que los visto en la primera mitad, y a la vez mucho más intenso, fruto de ello fue el empate a poco de reanudarse el segundo periodo, obra de nuevo de Kilalo. El partido transcurría, con este empate con mucha intensidad sobre la cancha, intensidad deportiva, pero con decisiones en contra de los daimieleños, por parte del colegiado que iban minando la moral de los nuestros, ya que el señor de “negro” iban repartiendo tarjetas por doquier a todo el que vestía de blanco, hasta el punto de ver Kike la puerta del vestuario al ver dos amarillas en este encuentro, fruto de dos faltas “normales” cometidas por el daimieleño a lo largo del encuentro. 

                Cuando corría el ecuador del choque, el mister visitante, decidió empezar a utilizar portero-jugador sobre la cancha, y en la primera oportunidad llegó el tercero para los de Socuellamos, tras una excelente jugada combinativa. 

                A pesar de ir con ventaja en el marcador, los visitantes continuaban con sus ataques de portero-jugador pero, por fortuna, ya muy bien defendidos por los locales. 

                Se aproximaba el final del choque, y había que ir al menos a por el empate, empleando Salcedo el portero-jugador en cada ataque de los nuestros, siendo en unos de estos en el cual, Kilalo hacía el empate y el tercero de su cuenta particular. Restaban dos minutos para la conclusión del choque, y aún había tiempo para emociones fuertes, no viendo más goles los muchos espectadores presentes, gracias a la actuación de David en la portería local y Carlos en la visitante, siendo sendos guardametas de los más destacados de este choque vibrante, bonito y de emoción que depararon dos buenos equipos de futbol sala. 

                Pero un empate final que dejó más contentos a socuellaminos que a daimieleños. 

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse