CON ORGULLO SINCERO…

0

94

Uno del pueblo

soy español. Ya lo canta José Manuel Soto en su popular canción. Herederos de Sancho y Quijote, nuestras costumbres que no nos las toquen. Manchegos de Daimiel, desde nuestra pluriculturalidad reclamamos un sentimiento ajeno a cuestiones políticas. Hemos de mantener, sin complejos, el espíritu de una nación llamada España, donde nos parieron y continuamos viviendo, mejor o peor en función de las circunstancias.

Hoy, Día de la Hispanidad, reflexionamos junto a la ventana, con luz de atardecer otoñal, acerca de algo positivo, algo que nos une, España une, lejos de obstinaciones regionalistas pasadas de moda. El mundo gira en torno a si mismo, traslación y rotación, y al juntarnos los de arriba con los de abajo resulta que ocupamos el mismo planeta y nos saludamos al coincidir. Para que exista un poco de orden y no choquemos unos con otros, se establecieron fronteras y se crearon naciones, aunque fuera de aquella manera, garrotazos por medio. Pues ya que esto es así y no lo hemos inventado nosotros, vamos a intentar disfrutar, que es lo nuestro. No es muy científica esta teoría, pero igual hasta se entiende.

Dice Soto, el cantautor, que somos camino hecho al andar- también lo dijo el poeta-, que somos noche y somos luz, somos Norte y el Sur, somo fuego, somos amor, somos toreros…; mensaje de unión implícito entre españoles, esto si que se entiende bien…

Total, que como partidarios de tradiciones y de la unidad de España, en estas fechas de la Festividad del Pilar, vamos a reivindicar sin ningún complejo el nombre de España, sin que esto implique ser de izquierdas o derechas. La nación que guarda las raíces de casi todos, sólo contempla que somos españoles.

Y además, ciudadanos del mundo, aunque no podamos estar en todas partes. Nos identificamos con todo aquello que acontece en el planeta, pero desde Daimiel, y procurando ser solidarios a través de instituciones internacionales, pero desde la calle Manzanares o la calle La Estación, en un lugar de la Mancha llamado Daimiel, población de España. Sería un poco infantil desear ser daimieleño sin ser antes español, “retrancas chuchas”, aparte.

Nos sentimos españoles, abiertos al mundo, año 2020, lejos de la estupidez del duelo a garrotazos de Goya entre españolitos entrados en litigio de cualquier tipo. Nos sentimos manchegos dentro de una nación, la nuestra, que se llama España.

Bacalao al pil-pil, tiznao de Daimiel, queso de La Mancha, jamón de Extremadura, arroz de la albufera, cava catalán, mojo picón canario, vino de cualquier región…, verdad que nos suenan bien….?

Pues eso, ciudadanos del mundo desde un lugar, Daimiel, de una España que nos une e identifica. Hoy, en el Día de la Hispanidad, Fiesta Nacional de España, soy español y lo digo con orgullo sincero. ¡¡Que viva España hombre!!

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse