DAIMIEL RCF CON PROYECTO E ILUSION

5

281

Vamos conociendo detalles acerca de la planificación del Daimiel RCF con vistas a la próxima temporada. Las circunstancias por todos conocidas en forma de pandemia, han trastocado el programa normal de actuación que a estas alturas del verano la junta directiva ya habría puesto en marcha y sería conocido por la afición. No obstante, se está trabajando en la confección de la plantilla a expensas de que la federación haga público el programa y calendario de las competiciones en sus distintas categorías.

Todo parece indicar que, al no haberse producido descensos en la anterior temporada, ésta 2020-2021 será de transición, con más equipos y más grupos, para lograr definir de nuevo dos agrupaciones de clubs compitiendo en circunstancias y periodos normales. Para ello, el Daimiel RCF se está nutriendo de futbolistas de la anterior temporada junto a otros recuperados o nuevos fichajes. La base de la nueva plantilla se asienta sobre jugadores de Daimiel que sientan el blanco de sus colores para competir más y mejor que nunca en tiempos de dificultad. Futbolistas expertos y avezados como Carlos García, Jaime, Moraga, Jesús González, Susmozas,… han de aportar algo más que presencia en cada partido, ya que simbolizan para la afición ejemplo y amor por los colores del Daimiel RCF , por su experiencia y con la humildad debida en defensa del legendario e histórico club de fútbol de Daimiel. Volver a enfundarse la elástica blanca por parte de Carlos Moraga, por ejemplo, ha de suponer ejercicio de modestia y moderación en aras de aportar experiencia y calidad a una plantilla necesitada de este tipo de jugadores. Afrontar la nueva temporada con lo que ya tenemos, más futbolistas de Daimiel de estas características, reforzará sin duda al equipo, cuyo escudo guarda historia forjada por daimieleños que han defendido por encima de todo el escudo representativo de nuestra ciudad, por encima de discrepancias con directivos o antiguos entrenadores, fruto del carácter, el genio y la capacidad de liderazgo de este Moraga, a veces racial, visceral y vehemente, pero siempre con el objetivo claro de transmitir motivación y competencia entre sus compañeros, con arengas rotundas, propias del carácter ganador de este futbolista que tanto debe influir en el equipo local. El hecho de la exclusión de Carlos Moraga del primer equipo en la temporada anterior, no se correspondió con el posterior cese del entrenador un mes después, hecho que planteó dudas entre los aficionados que mantienen su propio criterio. Pero no obstante, insistimos, pelillos a la mar y a remar todos en la misma dirección, aferrados a los colores del Daimiel RCF. Ese, creemos ha de ser el camino. Las controversias del pasado con técnicos o directivos han de dar paso a una ilusión colectiva donde se implique el equipo, la junta directiva y la afición, que en los últimos partidos de la anterior campaña bien se hizo notar en las gradas del Carmen, en apoyo inequívoco al equipo blanco.

Reconstruir un Daimiel RCF desde la base de una plantilla sólida, compuesta por veteranos y noveles con el sello de Daimiel, puede forjar incluso un grupo deportivo más fuerte para esta temporada atípica y de transición, con vistas a metas futuras de superior altura.

Fuerza, unión y ánimo , fuera rencillas y malos rollos. La pandemia ha cambiado todo y nos está cambiando también a las personas, sintiéndonos todos más solidarios. La solidaridad deportiva en torno al proyecto del Daimiel RCF, ha de manifestarse desde ya y entre todos. Equipo, junta directiva y afición. ¡VAMOS DAIMIEL!

Compartir.

Sobre el autor

5 comentarios

Déjanos un comentario, no hay que registrarse