LA ASOCIACIÓN DAIMIELEÑA DE ASTRONOMÍA y la COVID-19

0

167

Francisco García-Luengo Manchado

Asociación Daimieleña de Astronomía

La Asociación Daimieleña de Astronomía ha decidido suspender toda actividad observacional de manera indefinida. También quedan suspendidas todas aquellas actividades que conlleven la congregación pública como nuestra Jornada de Astronomía «Ciudad de Daimiel», viajes, actividades públicas como «las Perseidas», «Taller de Astronomía», «Los cuartos crecientes», etc.

Debido a la presencia de la enfermedad por coronavirus, COVID-19, provocada por el SARS- CoV-2, y, sobre todo, a los rebrotes que han evitado la erradicación de la epidemia cuando ya parecía controlada, nos vemos obligados desde la asociación a cesar de manera indefinida nuestra actividad pública observacional —esta actividad ya estaba paralizada desde el comienzo del estado de emergencia; nos pusimos como plazo el día uno de agosto para considerar la reanudación en función de lo determinado por las autoridades sanitarias al respecto—.

Esto no significa que el resto de tareas queden paralizadas, incluso al revés:

  1. Se reabre la sede al público cumpliendo, eso sí, con las normas correspondientes para evitar contagios: es obligatorio el uso de mascarillas, hay gel desinfectante a disposición del público, aforo limitado, etc. El horario será martes y jueves de 20:00 a 22:00 y sábados de 12:00 a 14:00. Los préstamos de material estarán limitados por motivos obvios. También se podrán atender en otros horarios con cita previa.
  2. Divulgación, noticias y efemérides. Por supuesto, continuaremos divulgando y difundiendo esta ciencia y afición entre todos los curiosos e interesados. Además, también seguiremos con la publicación de noticias y efemérides astronómicas, ya que el Universo no tiene en cuenta esta particular guerra entre dos especies minúsculas en un punto olvidado de una galaxia anodina. Incluso aunque la relación de tamaño de los contendientes sea de uno a mil millones, seguimos siendo una mota de polvo azul en el espacio: el Universo sigue funcionando tal cual, y nosotros seguiremos informando de lo que ocurre en él.

Los propios socios constreñimos las observaciones particulares al ámbito familiar, como mucho. El hecho de compartir ocular puede ser peligroso, como peculiar fómite de esta afición. De momento dejarán de oírse esas voces emocionadas que dicen: «¡Ostras!, he pillado M51, ¿alguien quiere verla? ¡Estamos que lo tiramos! ¡Tengo a M51 de oferta!» .

Pero es una cuestión importante, sanitaria, la salud es lo primero. Ahora toca contemplar a nuestra querida Galaxia Remolino de forma introvertida, casi egoísta. Esperemos que no por mucho tiempo.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse