El sugerente placer de Taberna Enosentidos

0
224

 

Vicente se llama el “chef”, gerente y director de la Taberna Enosentidos, en pleno centro de Daimiel. Vicente Hernández Núñez de Arenas, profesional de los fogones, hecho a sí mismo desde el estudio perseverante de los libros editados por los grandes maestros culinarios contemporáneos. El Bulli, Santi Santamaría, Martín Berasategui, Juan Mari Arzac, Paco Roncero …, entre otros, han sido modelos en los que nuestro personaje se ha curtido, desde la lectura hasta la práctica continua. Vicente es joven, aunque suficientemente preparado. Son ya 18 años entre estudios y profesión, su estilo gastronómico ha calado en Daimiel y hoy día es un referente indudable del sector.

Su adaptación al público moderno le ha hecho granjearse la confianza de una parroquia fiel, hecho éste muy meritorio, ya que garantiza continuidad y asentamiento para él y los suyos, profesionales fieles al estilo de este joven emprendedor.

En la calle Monescillo

le estoy tomando el “gustillo”

a un local que es diferente;

 

Es taberna, Enosentidos,

lugar social referente,

sirven pinchos o cocidos

del chef, de nombre Vicente.

 

Arte, sabor, fusión,

la taberna todo alcanza,

gachas, queso y buen jamón

o cerámica de Carranza.

 

Si te llega la ocasión,

no dejes de visitar

este espacio de reunión

con buen vino y buen yantar.

¿ Cómo surgió tu inclinación a este oficio ?

Desde pequeño, en casa, en plan familiar, viendo a mi madre …, veía que me gustaba y opté por estudiar hostelería desde los 16 años.

¿ En qué centro oficial estudiaste ?

Dos años en la escuela de Hostelería de Ciudad Real, donde recibí varios premios como alumno destacado en prácticas.

¿ Fue tu sueño abrir un restaurante ?

En un principio, no. De hecho, empecé trabajando en varios sitios: Parador de Almagro, Hotel Santa Cecilia de C. Real, Rte. Los Arcos en Torralba y el Hotel Las Tablas, aquí en Daimiel. Después, por circunstancias de la vida, me motivé y abrí en 2012 el local actual.

¿ Absorbiste enseñanzas o influencias de alguien en especial ?

Del Chef del Parador de Almagro y del chef del Hotel Santa Cecilia.

¿ Tu maestro  de referencia preferido?

Pedro Izquierdo, chet del Santa Cecilia, ya retirado. Y de los “grandes” o “mediáticos”, Dani García, de mi edad y mi época, célebre cocinero del “Rte. Pedro Romero” en Ronda (Málaga) y autor de varios libros para profesionales.

En la cocina se experimentan emociones …

Sobre todo una diaria sensación de superación. Nunca sale igual la misma receta, estás siempre motivado, no te aburres en los fogones.

¿ Te gusta estar entre fogones, oler a cocina …?

Si, claro, es estar en lo tuyo, en tu ambiente, con olores, sabores, texturas …, esto es así.

¿ Vas tú al mercado, personalmente ?

Si, si … voy a comprar yo a varias poblaciones ( Madrid, Toledo …) me gusta además. De Hecho, cuando viajo me gusta visitar los mercados, también voy a los museos, pero el mercado para mí, es otro museo más.

¿ Percibes enseguida si gusta tu plato al cliente ?

            Me gusta ver la “vuelta” de los platos. Si están “limpios”, somos felices, porque el cliente ha disfrutado y está satisfecho, por tanto, nosotros también.

¿ Cuáles son tus platos más destacados ?

En mi restaurante, sin duda, el pulpo a la parrilla, el risotto y los chuletones.        

¿ Y el plato que más te gusta a ti ?

Por su elaboración, los risottos.

¿ Cuál es el mayor enemigo de la cocina ?

La monotonía. Nada peor que la cocina monótona, porque llega a cansar. Es necesaria la innovación continua. Necesito la innovación.

¿ Qué es más importante para tí, el sabor o el producto ?

Una fusión entre ambos. Un buen producto, si no lo apoyas con sabor, te lo cargas. Para mí, sin duda, una fusión entre ambos.

¿ Alimentarse, y comer bien, van  de la mano ?

Para mí, sí, aunque hoy día este concepto está cambiando. Hay formas “artificiales” de alimentarse y no comer bien.  Mantengamos la tradición y amemos la buena mesa, no cuesta tanto. Buena mesa y buena alimentación, han de ir de la mano.

¿ Cocinas en casa ?

Alguna vez, en reuniones especiales o celebración familiar. El día que libramos comemos con nuestras madres, hay que descansar, que tenemos poco tiempo.

¿ Qué es más importante que comer bien ?

Comer bien ayuda a ser feliz. El ser humano busca la felicidad y comer bien es parte de ella. Ser feliz es lo más importante.

 

Ha sido un “sugerente placer”, Vicente.

Aquí lo dejamos y que aproveche.

EEEEEOOOOO

Dejar respuesta