MANUEL MOLINA: Soy escritor emocional, me mueven más los sentimientos…

0

274

Uno del pueblo

Un colaborador habitual de Daimiel al Día, se abre a sus seguidores dándose a conocer por dentro y por fuera. Su origen daimieleño, su raíz familiar y su propio convencimiento, le hacen sentirse muy de Daimiel, en busca de horizontes donde realizarse…

Son varios cientos de lectores quienes entran a descubrir los artículos firmados por Manuel Molina, de redacción y estilo identificable, manuscritos que no pasan desapercibidos, desde atractivos motivos que seducen a sus fieles incondicionales. La cadencia trimestral de sus apariciones en este digital, aumenta el número de adeptos a este joven, literato singular en ciernes…

-¿Y tú de quién eres…?

De Pío Molina, el pescadero, y de Manuela Sánchez, descendiente de quienes tenían la tejera del moro…, “del Alto” y de “la Olla” respectivamente…

-¿Y a qué te dedicas…?

Soy técnico de recursos humanos, en una industria tan dulce como el chocolate, en Quintanar de la Orden.

-¿Cuándo brota en tí el amor por la literatura, la escritura…?

Ya desde pequeño escribía en cuadernos. Al terminar los estudios de la Universidad, buscando trabajo y a la espera de encontrarlo, tiempos difíciles, cojo la pluma para evadirme y encontrarme…

-¿Influyó alguien especialmente por esta preferencia tuya?

La lectura continuada para matar el tiempo en la época comentada anteriormente, despierta en mí vocación desconocida, que sirve para contar mi mundo, mi universo… Antonio Muñoz Molina, me dedicó en la Feria del Libro de Madrid un mensaje con su firma: “Para Manuel Molina, compartiendo la pasión por contar el mundo”.

-¿Te encuentras cómodo, realizado y feliz escribiendo?

Si, es una faceta muy evasora de la rutina. Me limpia de todos los problemas cotidianos.

-¿En tu entorno cuentas con personas con tus mismas inquietudes literarias?

Desde hace años comparto amistad y pasión por la literatura con mi amigo Ramón González, daimieleño, residente en París. Con él mantengo charlas sobre literatura, autores, etc.…, largas conversaciones hasta que nuestras respectivas mujeres nos frenan…,  a pesar de la distancia, mantenemos fuerte relación…

-¿Te sientes un bicho raro entre los de tu época?

De ninguna manera…, mantengo mis amigos de siempre y peleo por conservarlos…, lo único, que yo busco por caminos distintos…

-¿Desde cuándo escribes habitualmente?

Desde 2011, al terminar los estudios. Crisis, búsqueda de trabajo, tiempo muerto y… a escribir!

-¿En qué estilo literario te encuentras más a gusto?

Novela, narrativa…, me esfuerzo en mis artículos reflexivos con piel de novela, más que artículos son microrrelatos breves en prosa…, a la poesía le tengo mucho respeto, aunque la leo.

-¿Realmente te gusta expresarte a través de la literatura, tu escritura…?

Si, es obvio…

-¿Tu estilo de lectura favorito?

He pasado por muchas etapas, pero me atraen los clásicos del siglo veinte. Vargas Llosa, Hemingway, Luis Landero, Antonio Muñoz Molina, William Faulkner, Miguel Delibes…

-¿Algún libro te impactó?

Si, algunos de especial forma. “El Viejo y el Mar”, de Hemingway, tratando acerca de la lucha y superación, en época de mi vida de mucha lucha…, me llenó de energía su lectura para continuar en la búsqueda de mis objetivos. “Cien años de Soledad”, de García Márquez y “El Camino”, de Miguel Delibes, también me han marcado, con sus toques costumbristas, que a mí tanto me atraen…

-¿Algún autor como espejo?

Muchos, entre ellos los que he mencionado con anterioridad, pero más que como espejo, como maestros.

-¿Cuándo escribes por vez primera, qué recuerdas de entonces, qué sensaciones experimentabas?

Sensaciones de desahogo sin más, escribía para mí, en “habitación cerrada”, nunca pensé en llegar a publicar…

-¿Tienes más aficiones?

Amo el deporte. El arte me atrae mucho, hago mis pinitos como aficionado al óleo, acrílico… aficionadillo, poco más…

-¿Qué deporte te atrae más?

Para practicar, correr es mi actividad habitual, junto a largos paseos… y el fútbol, el  fútbol es mi pasión.

-¿Cuál es tu momento para escribir, tienes manías…?

Manías no tengo ninguna. El tiempo para escribir lo tengo muy limitado, compaginando la vida laboral con la escritura. Si acaso, alguna tarde entre semana, con permiso de mi cabeza. Pero en el fin de semana, seguro que me pongo al teclado…

-¿Y dónde escribes, en qué lugar…?

En habitación propia, adecuada, rodeado de mis libros. En otras épocas, he escrito en bares, cafeterías,… lugares donde cuajaba mi inspiración y el espacio idóneo…

-¿Escribes según te surgen las ideas?

Si, sin duda, agarro la  idea, la macero en mi cabeza durante un tiempo… y cuando llego al fin de semana la idea ya ha pasado por barrica y tiene un cierto poso…

-¿Te inspiras en algo o brotan las ideas?

También  me inspiro, sobre todo en las lecturas que hago. Soy escritoremocional, me mueven más los sentimientos, el costumbrismo, las personas mayores, la amistad…

-¿Dedicas mucho tiempo a la escritura?

Tanto como puedo, menos del que quisiera, pero las circunstancias de la vida mandan. Hay que trabajar y seguir adelante, pero en cuanto aparece un rato libre, ya escribo algo…

-¿Eres consciente de todo lo que escribes?

Y además lo busco, soy más que consciente…

-¿Para quién escribes?

Yo escribo para mí y para quien quiera leerme. Como decía García Márquez, “escribo para que me quieran”…, me evado y disfruto con la escritura.

-¿Sobre qué asuntos te encuentras más a gusto escribiendo?

Infancia, nostalgia, el paso del tiempo…

-¿En el “cole” te resultaba agradable la clase de literatura?

Me atraía más la literatura que las ciencias, pero allí no descubrí mi vocación, estaba más pendiente de otras cosas, la literatura no despertaba en mí nada especial. Más adelante, surgió todo…

-¿Tienes inspiraciones literarias?

Tengo una novela publicada, “Arena en la garganta”. Con ambiciones superiores, busco entre editoriales de cierto fuste la publicación de mi segunda novela, ya terminada, aunque a día de hoy no me acompaña la suerte. En la actualidad, trabajo en mi tercera novela, con la aspiración lógica de poderla publicar, poder ser leído. Me considero escritor y ambiciono seguir caminando, de la mano de la suerte, en este mundo. Pero paso a paso.

Manuel Molina, que nos regala periódicamente en Daimiel al día con su colaboración. Manifiesta desde sus ideas, relatos que nos transportan a un mundo distinto, incluso mágico, de lectura especial. Daimieleño él, con estilo de gran escritor, literato singular en ciernes. Poco más que añadir. Ni pío.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse