DIALOGO DE BESUGOS 2 Cualquier parecido con la realidad es coincidencia

0

158

Por Daría Loke Fuera

– Buenos días.

– Buenas tardes.

– ¿Por casualidad no tendrá usted vilipendios?

– Sí, sí, muy fresquitos.

– ¿Serán de hoy?

– No, no, son míos. ¿Qué le pongo?

– Me pone usted nervioso.

–  Pues tengo melindres que resucitan a un vivo.

– Aún vivo en Ampurias.

– Patria querida donde las haya.

– Con sus montes, sus castros…

–  El famoso Castropezón, sin ir más lejos.

– Vaya, vaya si quiere.

– Es que no tengo piernas.

– Ya empezamos.

– Y hablando de pezones ¿vio la corrida de ayer?

– Oh! Maravillosa… ¡esa espada enhiesta!

– Gran jugador.

– Donde los haya.

– ¿Le apetecen unos bollullos?

– ¿Del condado?

– No, no, de aquí mismo.

– ¿Ha visto usted qué coyuntura?

– Sí, en casa no se habla de otra cosa.

– Y ¿de qué cosa?

– Pichsss, de cosas donde las haya.

– Y ¿qué me dice del aya? ¡Cómo cuidaba!

– Más allá de sus límites.

– No limites que serás sus defectos.

– De efectos retardados, supongo.

– Mi pongo.

– Yo también mi pongo …

– ¿Cómo se pone?

– De muchas maneras.

– Regular la bicicleta.

– Buenos días.

– Buenas tardes.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse