ORGULLO ESPAÑOL

0

78

Me llega un video por una red social, veo la plaza de un pueblo, y mientras una banda de música toca el pasodoble de la bandera, un caballo andaluz lo baila; su jinete, lleva una bandera de España que ondea al ritmo que marca el caballo, y yo, siento una punzada de envidia de quienes desde los soportales de la plaza contemplan ese maravilloso espectáculo.

Siento envidia porque una oleada de emoción ha recorrido mi cuerpo, “banderita tu eres roja, banderita tu eres gualda, llevas sangre y llevas oro en el fondo de tu alma” y ahí esta ella, en el fondo de mi alma, llenándome de orgullo de sentirme española, tanto, que no puedo evitar que unas lágrimas de emoción afloren, y en ese momento, como por arte de magia, como si ella quisiera recordarme la razón por la que me siento orgullosa, llega otro vídeo, una canción hecha para cantar el orgullo de mi pueblo, para enseñarme en imágenes todo lo que mi bandera guarda,

que da igual si soy manchega, canaria, andaluza, catalana, asturiana, ella aúna la  luz, el calor, el fuego, el aire, el mar, el viento de cada rincón de mi España, y en ese momento, siento el orgullo como un puño en mi interior, una fuerza que me llena, que calienta mi alma como el vino de Jerez y el vinillo de Rioja.

Se me mezclan los sentimientos, junto a la alegría de sentirme feliz con mi bandera como símbolo de todo un pueblo me surge una pena, la que me provoca  ver cuanta gente no es capaz de sentirse como yo, quienes no son capaces de valorarla y la menosprecian, quienes se apropian de ella, de mi banderita roja y gualda como si sólo fuera una pancarta para reivindicar una idea, pero idea sólo hay una, lo que significa ser español, amando nuestra tierra, nuestras costumbres, nuestras fiestas, nuestra historia.

Yo reivindico a esta España mía a esta España nuestra, la que tantos poetas han cantado diciendo lo que yo sólo puedo sentir, porque no soy capaz de poner en palabras el orgullo que tengo de ser hija de mi banderita roja y gualda.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse