LA ALBERCA

31

986

Manuel Molina

¿Te has parado a observar alguna vez  como una golondrina bebe en una alberca? ¿La técnica con que  planea  alrededor o el gesto de su pico, que como si de una cucharilla de café se tratase, recoge una pizca de agua en pleno vuelo? Julián, de ochenta y muchos años sentado a la sombra del manzano mira de reojo cuando le cuento el número de ellas que esperan  turno desde la antena de  televisión que hay en el tejado. Se coloca el sombrero con sus manos arrugadas,  da un trago al botijo y apunta que los pobres animales buscan un sorbo desesperado. “El riego por goteo les ha robado las regueras de agua que corrían antaño entre las viñas dejándolas sin esos charcos donde paliar su sed. Estamos destruyendo todo”. Con la camisa abierta se mantiene en silencio hasta la cena y apoyado en su garrota deja pasar la tarde. Es un hombre de campo ajeno a la vorágine que sucede entre las mesas de oficina de donde provengo. En estos días le hablo de mi trabajo, pero intuyo que escucha perdido, no desea entender  esos edificios de cristal donde el sudor ha sido sustituido por una falsa comodidad que ahoga los nudos de corbata.

Este año el mar no será quien parta mi verano en dos. He buscado refugio en Daimiel para pasar los días de vacaciones entre viñedos verdes que aun dejan engordar sus racimos. No hay más oleaje que sus pampanas moviéndose con el poco viento que sopla a cuarenta grados. Las cigarras cantan mientras un gato color nuez es incapaz de moverse de debajo del coche el cual  ha tomado como guarida. Cada cierto tiempo un higo maduro se estrella contra el suelo dando sustento a las hormigas que recorren con  disciplina el camino hasta su agujero. El único que aguanta al sol sin quejarse es un espantapájaros de camiseta roja, gorra de publicidad y unos brazos de tiras plateadas que deslumbran a lo lejos. Cada tres o cuatro horas pasa un coche levantando el polvo y los tractores detienen su marcha a la altura de la cerca  para saludar.

Las mañanas aquí son sencillas, me despierto con la salida del sol y  realizo cincuenta minutos de caminata hasta la tierra donde en 1443 “dieron batalla en el Campo de Barajas muy reñida y sangrienta” como reza la parcilla encalada de un viejo caserón. En aquellas tierras en las que nada  tapa la vista (más allá de la mezcla de marrones que acoge casillas salpicadas) tuvo lugar una guerra  que hizo desaparecer un pueblo entero. Tras mojarme adrede con unos aspersores que riegan el jardín del cortijo, regreso hacía la alberca fantaseando con espadas y valientes guerreros, agitando mi mente novelesca con personajes como el Maestre de Calatrava o el infante don Enrique. Una cuadrilla de jornaleros que recogen  cebollas en cajas de madera me saludan a lo lejos, quizás me han visto distraído agitando la cabeza, intentando acudir por un instante a ese siglo XV que hay bajo mis zapatillas cubiertas de polvo. ¿Cómo pensar que entre esas alpacas  que dormitan esperando ser recogidas se arrasaron cosechas y se quemaron hogares? Camino mientras leo en el teléfono móvil  que fue tal la saña del enfrentamiento que los habitantes de aquel pueblo se marcharon a la villa de Daimiel dejando morir de olvido lo que un día se llamó Barajas.  El caserón va quedando a lo lejos como una roca blanca y al cruzar el puente de la autovía un golpe de realidad temporal apaga los duelos de espadas con sonidos de motor y claxon.

El agua de la alberca brilla bajo el sol  y Julián limpia a duras penas las malas hierbas que crecen a los pies del manzano con una azada pequeña, casi de juguete. “Vengo de Barajas”  le digo mientras me limpio el sudor, y él,  con la mano a modo de visera me pregunta por los jornaleros de las cebollas. Tras mi respuesta vuelve agacharse como si un capataz  de todos los que ha tenido en su juventud le estuviera mirando. Antes de tomarme un café voy al huerto y  observo las flores moradas que están abriendo junto a la valla. Una araña patilarga teje despacio entre las hojas mientras las abejas vuelan alrededor de los tubos apilados. Los días en la alberca se hacen cortos, pero la vida transcurre apacible y lenta.

Feliz Verano.

Compartir.

Sobre el autor

31 comentarios

  1. The cleaning firm performs cleaning of rooms of different dimensions as well as configurations.

    We offer professional maid for house for private clients. Using European devices and accredited devices, we attain maximum outcomes as well as offer cleansing quickly.

    The firm’s specialists give cleansing with the help of contemporary technologies, have special tools, and additionally have licensed detergents in their arsenal. Along with the above advantages, glass of wines use: favorable rates; cleansing in a short time; excellent quality outcomes; more than 100 positive testimonials. Cleaning workplaces will certainly assist keep your office in order for the most efficient job. Any kind of firm is incredibly essential ambience in the team. Cleaning solutions that can be purchased inexpensively currently can help to arrange it as well as provide a comfy room for labor.

    If essential, we leave cleaning the kitchen 2-3 hrs after placing the order. You obtain cleansing as soon as possible.

    We offer price cuts for those that make use of the service for the first time, in addition to favorable regards to teamwork for routine customers.

    We supply top notch cleansing for large business and small firms of different instructions, with a discount of approximately 25%.

    Our pleasant team supplies you to obtain accustomed with beneficial regards to participation for business customers. We properly approach our activities, tidy using professional cleansing items as well as specialized devices. Our employees are educated, have clinical books as well as are familiar with the subtleties of removing complex and hard-to-remove dust from surface areas.

  2. Скажем, вы обладатель нового интернет-ресурса, который имеет приятный дизайн, удобную навигацию и полезную для посетителей информацию. Но гостей нет. Что делать? Если у вас есть собственный бизнес мы поможем вам создать веб сервис. Ясное дело, ни одно действительное или виртуальное предприятие не может продвигаться само по себе. Отдельной торговой компании необходима поддержка в приобретении популярности, а во Всемирной сети без нее безусловно не обойтись из-за яростной конкурентной борьбы.Мы занимаемся разработкой промо сайта . Наши сотрудники готовы запустить полновесный интернет сайт в течение нескольких дней. Сверх предоставления отделанных веб-сайтов, мы предоставляем работы тех. поддержки: своевременное продление хостинга и домена, добавление наполнения на онлайн-проект, публикация новинок. Наши услуги позволят вам стать лидером на горизонтах интернета.

    буржунет сео

Déjanos un comentario, no hay que registrarse