DECEPCIÓN EN EL CARMEN. 0-1

0

67

Uno del pueblo.

Nos las prometíamos muy felices, en tarde-noche de aceptable temperatura y con una buena entrada en El Carmen, con público muy animoso, mucha gente joven y la ilusión pintada en los rostros de los presentes, partidarios del Daimiel, que tras los buenos resultados conseguidos en las últimas jornadas nos hacían augurar una buena tarde de fútbol con marcador favorable, para de ese modo poder seguir aspirando al título de la salvación, en nuestra liga particular. Pero que si quieres arroz, Catalina, nuestra esperanza, nuestro deseo y nuestro gozo, se fueron de nuevo a un pozo, el pozo de la desilusión ante un nuevo marcador adverso por un solitario tanto del CDU Criptanense cuando el partido transcurría por sus tres cuartas partes. Que chasco nos llevamos los daimieleños, que desilusión…

El partido no se pareció mucho al disputado por el Daimiel una semana antes ante el CD Miguelturreño, aunque el equipo era muy parecido en su alineación, con la baja anunciada del portero Roberto para esta jornada. Pero no todas las tardes salen igual, incluso con adversario de menor entidad. Los de Campo de Criptana, también en situación complicada en la tabla, en los momentos claves del encuentro demostraron más veteranía, más oficio, aunque sin mucho fútbol. Los blancos no brillaban en la sala de máquinas, la elaboración no cuajó con soltura en esta ocasión, hubo poco juego y exceso de transiciones directas con patadones significativos hacia adelante, que revelaban el deseo de marcar cuanto antes para sacudirse los nervios y la ansiedad, ante una hinchada animosa que “jugaba” como el número doce. Que gran ambiente. Pero que el sábado en El Carmen, no pudo ser. Un aceptable primer tiempo, la mitad para cada equipo, hacia presagiar mejor resultado, con ocasiones de Darío, un gran chut desde fuera del área, Enrique a la salida de un córner, remate de Kike en buena llegada del equipo de Roberto Velázquez, otro gran tiro de Raúl Menchero desde el borde del área, otra oportunidad para Kike en falta desde el semicírculo , bien detenida por Chata…., ellos también disfrutaron de claras oportunidades salvadas por Susmozas y Miguel , debutante portero local , escaso de entrenamiento tal vez. Aguerrido y disputado primer tiempo.

La continuación trajo de inmediato un estallido de júbilo en la grada, con gol fuertemente cantado que anuló el juez por offside. La hinchada del Daimiel animaba y daba alas en las precipitadas embestidas locales, produciéndose un par de ocasiones en el primer cuarto, entre fútbol de mucha fuerza, lucha, dureza noble y ansias por el gol. Pero en el fatídico setenta y cuatro, y cuando ya un gato negro había cruzado de una portería a otra la banda frente a la tribuna, una pérdida de balón del Daimiel en mediocampo, originó un contragolpe mortal que finalizó en la red daimieleña tras centro desde la banda derecha. Tal vez evitable. A partir de ahí, nervios, errores en pases, reloj que se echa encima, afición que se muerde las uñas, atropellamiento, pocos tiros a puerta , un remate de cabeza de Jesús González con parada del meta criptanense y poco más. Kike destacó entre los blancos, que se marcharon cabizbajos a la caseta, igual que los aficionados a sus casas. Otra vez será. 

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse