DAIMIEL SALE A LA CALLE EN DEFENSA DE LAS TABLAS

0

222

Centenares de daimieleños se dieron cita este domingo en la Plaza de España para asistir a la concentración popular en defensa del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel. Frente al Ayuntamiento, el portavoz del equipo de Gobierno, Jesús David Sánchez de Pablo, y Ramón Galiana, como portavoz del grupo municipal socialista, leyeron una declaración institucional en la que se solicitó la aprobación de un trasvase de urgencia para paliar los efectos de la falta de agua en el parque.

Daimiel Noticias.- Centenares de daimieleños se dieron cita este domingo en la Plaza de España para asistir a la concentración popular en defensa del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel con el objetivo de visibilizar la crítica situación por la que atraviesa el humedal. Frente al Ayuntamiento, Jesús David Sánchez de Pablo en representación del equipo de Gobierno, y Ramón Galiana, como portavoz del grupo municipal socialista, leyeron una declaración institucional (suscrita por los grupos municipales del PP y PSOE) en la que se solicitó la aprobación de un trasvase de urgencia para paliar los efectos de la falta de agua en el parque. El representante de Izquierda Unida, Galo Sánchez Bermejo, como anunció previamente en rueda de prensa, no estuvo presente en esta lectura, al considerar que un trasvase “no es la solución” al problema de Las Tablas. El acto contó con la presencia de algunos representantes políticos provinciales que mostraron su apoyo a la declaración.

El alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, ha insistido en la “necesidad urgente de este trasvase para mantener la superficie mínima encharcada en el parque que prevé la ley”, reclamando atención constante al humedal, “preocupándonos por él año a año, y poniendo entre todos los medios necesarios para conservar el ecosistema de Las Tablas de Daimiel y no volver a la situación de 2009, con los incendios de turbas”. “Si todos cumplimos con la normativa establecida en el PRUG, esta situación tan extrema no se produciría”, zanjó.

En su intervención, Galiana recordó que el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del humedal establece que el Organismo de Cuenca garantizará los aportes de caudales necesarios para la inundación y conservación de la biocenosis del parque nacional mediante una aportación regular a partir del acueducto Tajo-Segura, hasta alcanzar un mínimo de inundación de 1.400 hectáreas a comienzos de primavera y de 600 hectáreas a finales del verano. Por ello, la Comisión Mixta de Gestión de los Parques Nacionales de Castilla-La Mancha, conformada por el Estado y la Junta de Comunidades, aprobó la solicitud a la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura de un trasvase de 20 Hm3. Una petición que, como denunció, “la Comisión Central de Explotación no ha atendido hasta la fecha confiando la solución a la crítica situación actual del parque a llegada de lluvias futuras”.  

El portavoz socialista indicó que “el último trasvase se llevó a cabo en 2009 y se hizo con el objetivo de contribuir a apagar los fuegos latentes de turbas, una situación que parece repetirse en la actualidad” por lo que demandó que “se cumpla con ley y con lo reflejado en el PRUG”, considerando innegable “la necesidad de un nuevo trasvase urgente antes de que la situación se vuelva irreversible”.

En este sentido abundó el portavoz del equipo de Gobierno, quien alertó que la bajada del nivel freático en zonas del Acuífero 23 y las condiciones climatológicas de los últimos meses “han propiciado la aparición de nuevos incendios de turba en el cauce del río Guadiana, a 10 kilómetros de Las Tablas de Daimiel”, si bien, “según informes técnicos, es menos probable que a corto plazo se produzcan en el Parque Nacional ya que el nivel freático del agua del acuífero en esta zona es más alto, por lo que las turbas permanecen húmedas”. Sin embargo, las mismas fuentes apuntan “que la situación podría ser muy diferente en el verano si sigue sin llover en la zona y el nivel freático continúa bajando”.

Sánchez de Pablo incidió en la necesidad “de una solución estructural a nuestro Parque”, buscando medidas para el medio y largo plazo, “más allá de los sondeos de emergencia previstos en el PRUG, sin enfrentamientos con sectores estratégicos como la agricultura, entre otros”. “Hay que apostar por la transversalidad entre las distintas administraciones, instituciones y agentes implicados y evitar la utilización política de un recurso tan escaso como fundamental, como es el agua”, planteó. Aun así, independientemente de las medidas que puedan tomarse, “la realidad es que hay una necesidad urgente e inaplazable de actuación para evitar la degradación absoluta de nuestro Parque”, como es la aprobación inmediata del trasvase solicitado. “Somos sensibles a la situación compleja del AltoTajo pero hay que cumplir la ley y está en riesgo la supervivencia de un humedal único”.

Por último, apeló a la sociedad daimieleña, que “debe concienciarse de la situación de Las Tablas de Daimiel y de las pequeñas acciones que se pueden hacer para contribuir a su sostenibilidad”. De esta manera, Sánchez de Pablo solicitó la unión de todos los vecinos de Daimiel para trasladar el mensaje de “salvemos las tablas” a todas las administraciones competentes y grupos de interés implicados con el uso del agua.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse