PARTIDAZO Y TRIUNFO DEL DAIMIEL RCF, 0-2

0

303

Uno del pueblo.

Los daimieleños que nos desplazamos a Miguelturra para acompañar y apoyar al Daimiel, acertamos de pleno en la decisión, ya que contemplamos in situ el mejor partido de la temporada de este Daimiel RCF, con victoria clara, rotunda y escasa.

La indumentaria morada colaboró con nuestros jugadores, que se pusieron “moraos” haciendo buen futbol y creando ocasiones. Una gran defensa – Giti, Susmozas, Carlos García y Mané –, y la extraordinaria actuación de Roberto, con intervenciones decisivas y de mucho mérito, junto al descomunal partido de Enrique y la velocidad vertical de Kike, cimentaron el gran triunfo blanco, ayer morado, que alcanzó el éxtasis con el GOLAZO de Jesús González, que merece renglones aparte.

El primer tiempo fue dominado en su mayor parte por el Daimiel RCF, con ocasiones que no fructificaron porque el portero churriego también estuvo acertado y los nuestros no atinaban en las primeras oportunidades, ya desde el primer minuto, con remate alto en jugada de gol. Enrique, a continuación, en remate a bocajarro y con potencia, culmina tras buena llegada de Mané y Kike, interceptando en gran parada el meta churriego; el Daimiel domina y crea futbol de calidad por momentos, pudiendo Jesús González en los minutos 30 y 35 perforar la meta rival, pero el buen portero del C.D Miguelturreño atajó ambas ocasiones. Nuestro guardameta Roberto, también se lució en paradas decisivas en momentos clave, cuando aún íbamos empatados. Gran tarde la de Roberto.

Tras el descanso, el árbitro anula por fuera de juego un gol al Daimiel, que continúa con buen tono. Dos paradones seguidos de Roberto, en oleadas churriegas, y algunos momentos embarullados entre Kike y su marcador, dan paso al primer gol del Daimiel, en balón suelto que llega al avispado Kike, que rápido y hábil como siempre, acierta a enviar el esférico a la red, todo ellos tras un saque de banda – córner a favor de los “chuchos”. Kike se vuelve loco exteriorizando su júbilo. Y es que fue un estilete desestabilizando la defensa cada vez que recibía un balón, creando mucho peligro por banda con sus incursiones y además, marcando un gol.

Y llegamos al minuto 80, cuando una jugada bien hilvanada por los morados daimieleños, con rechace de la defensa rival hacia el medio campo y conforme le llega el balón a Jesús González, a unos veinticinco o treinta metros, engancha un obús de abajo hacia arriba que entra como una exhalación por la escuadra izquierda de la portería, sin que el portero pueda hacer más que ver pasar el balón. ¡Qué golazo señores! Nos acordaremos durante mucho tiempo de ese trallazo que casi traspasa las mallas de la portería, haciendo estremecer los cimientos del campo y los corazones de los daimieleños. Gol de calidad excepcional, de los que se repiten por todas las televisiones cuando el autor es una figura de postín.

Raúl Menchero se dejó notar con su incansable sube y baja; Josemi se fajó todo el encuentro con los fornidos defensores churriegos; Yuri fortalece el mediocampo y se nota su presencia, con espíritu animoso y positivo siempre; Manu, Lim, Chan y el banquillo de suplentes, todos demostraron ser una piña en torno a un proyecto llamado Daimiel RCF, con un objetivo deportivo harto difícil. Pero con tardes como éstas, nada es imposible.

El C.D Miguelturreño, luchó hasta el final, poniendo en apuros al meta del Daimiel, pero Roberto, como ya hemos referido, estuvo de diez. Fueron varias las ocasiones bien defendidas y mejor resueltas ante los ataques que en varias fases del encuentro desplegó el Miguelturreño, con un libre indirecto cerca del área chica, mal señalado por cierto, que se resolvió por medio de una eficaz barrera.

Todo el bloque daimieleño estuvo a un gran nivel. Lucha, fuerza, clase, creatividad y un par, fueron desplegados por el Daimiel, auténtico bloque bien llevado hasta ahora por el entrenador Roberto Velázquez. Y gran alborozo entre la afición daimieleña que en gran número se desplazó a la cercana localidad vecina, pudiendo disfrutar de una gran tarde de futbol. Sí se puede.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse