LAMINIUM, CON LUZ PROPIA EN LA NAVIDAD

0

169

Este Dondarza sabe lo que se hace en la dirección del Coro de Cámara Laminium. Son varios los conciertos presenciados y escuchados con anterioridad y la sensación transmitida es la del espíritu de superación de director y grupo, coral que, sin duda, va a más. Es evidente el progreso de esta agrupación musical, seguida por un público variado con edades muy dispares, desde personas mayores hasta jovencitos sensibles a la música en su amplia diversidad.

Conjunción de voces bien combinadas en sonido y tiempo, pianos sostenidos que te transportan a un paraje idílico, con tu mente abstraída por esa peculiar sensación que genera la música de Laminium, esos finales que hacen surgir el aplauso por instinto, intuyendo belleza musical, no es necesario ser entendido para captar la sutileza y el buen gusto de estas personas de Daimiel que armonizan el Coro dirigido por Pablo Dondarza Manzano.

Te serena el espíritu escuchar concentrado en la coral el “Pater Noster” de Josu Elberdin, “O nata lux” de Guy Forbes o el “Hallelujah” de Leonard Cohen, tras la elegante puesta en escena del grupo, con entrada que capta atención del espectador escuchando voces conjuntadas pasar a su lado. La acústica natural de la Iglesia de Santa María, colabora a la brillantez del Concierto de Navidad del Coro de Cámara Laminium, celebrado el domingo 22 de diciembre en la Parroquia de Santa María, con el respaldo de la Corporación Municipal, distintos grupos políticos unidos por la música, que no sabe de colores. Qué sensaciones más agradables, bonitas, se dan en Daimiel a través de estos conciertos, además, interpretados por los nuestros. Buena batuta la de Dondarza, tiene algo diferente y ese algo engancha. Como botón de muestra, ese “Adeste fideles”, interpretado por el coro entremezclado con el público asistente, que hizo resbalar lagrimillas de emoción a más de uno. Y como lo bueno si breve, dos veces bueno, de pronto nos encontramos en el final de esta demostración musical de Laminium, que tan buen sabor de boca nos dejó. Hasta la próxima.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse