MUCHO LÍDER (1-3)

0
43

Cerca de dos tercios del aforo de El Carmen ocuparon los aficionados daimieleños y manzanareños para presenciar el match entre los equipos de futbol representativos de ambas poblaciones, encuadrados en el mismo grupo de la Primera Preferente en la región.  La mejor entrada de la temporada.

El equipo azul se presentaba como líder invicto del grupo, demostrando sobradamente el por qué. Gran equipo el Manzanares C.F., poderoso y con calidad. Controlaron los primeros acercamientos del Daimiel RCF y a los 14 minutos una buena jugada por banda derecha con centro al punto preciso y remate oportuno de Amor, termina en el primer gol forastero. Los locales lo intentaban, pero los conatos no fructificaban, si bien la lucha de los blancos se mantenía en busca del empate. El equipo rival hacía y deshacía al antojo de grandes peloteros como Pasquali, Alfonso, Cielo, Amor…, dueños y señores del partido, creando llegadas con mucho peligro que presagiaban lo que aconteció en el minuto 43, nuevo gol, esta vez de Mauro, tras primorosa jugada por banda izquierda con asistencia al mencionado delantero que fusila a Roberto desde óptima posición. Gol de gran belleza aplaudido por el respetable.

En la reanudación, continuó dominando totalmente el encuentro el Manzanares C.F., rozando por momentos la exhibición, con repetidas jugadas en ataque que originaban claras ocasiones falladas en última instancia. Aún con uno menos por doble amarilla a Mauro, se plantaron en contragolpe, con velocidad, clase e ideas claras, logrando tras asistencia desde banda derecha el tercer tanto, siendo Álvaro su autor. Muchos cambios en el Daimiel RCF, alguno por lesión, pero los rivales vecinos desbarataban los intentos serios de los locales, guiados por Jesús González, el trabajo en mediocampo de Ráez y los intentos arriba de Fran Gallego, que pudo marcar en la mejor combinación de toda la tarde de los blancos, allá por el minuto 73, finalizada con trallazo del delantero local bien detenido por Adri, muy seguro en todo el partido. Un penalti en el último suspiro del encuentro sirvió para lograr el gol del honor del Daimiel RCF, obra del mencionado Fran Gallego. Con uno a tres en el electrónico finalizó el partido, que nos dejó una sensacional imagen del Manzanares C.F., demostrando que por algo es el líder, con visos de arrasar en este campeonato. Terminaron con nueve, por lesión cuando ya se habían realizado todos los cambios. Equipazo manzanareño, mucha ambición, grandes futbolistas, calidad a raudales y físico intenso. Nada que objetar a su brillante triunfo. Serán campeones. Enhorabuena.

El Daimiel RCF a buen seguro que volverá a la carga tras este paréntesis previsible. Nuestra liga es otra y el gol está a punto de caer de nuestro lado. Lucha, ánimo, ambición y un poco de acierto. El domingo va a ser.

EEEEEOOOOO

Dejar respuesta

Anímate a comentar!, no es necesario estar registrado