TANATORIO DE DAIMIEL “VIRGEN DE LAS CRUCES”. EMPATÍA Y APOYO EN EL TRAYECTO FINAL

0
157

Aunque el cielo puede esperar, lo cierto es que de la muerte nadie se escapa. Muere el pobre, muere el rico, muere el Obispo y el Papa. Pero ya que esto es así y si la cosa no cambia, nos tocará a todos, antes o después, pasar un buen rato al fresco en el túmulo funerario, como manda la autoridad, reposando antes de iniciar el viaje, suponiendo que a esas alturas no estés ya de vuelta tras la primera etapa con control y con el camisón blanco celestial en espera de una segunda oportunidad.

Como los tiempos cambian que es una barbaridad, para alivio de esos momentos, disponemos en nuestra ciudad de los servicios profesionales del Tanatorio de Daimiel “Virgen de las Cruces”, instituido hace diecisiete años, en el 2002. Los actos y tramitaciones propias en la hora del adiós, se agilizan desde la experiencia, tranquilidad y sosiego de los expertos funcionarios de esta entidad, conocedores de todos los pasos a dar y el ánimo a infundir a los afligidos dolientes, en cierto modo en estado de semi-shock, que no propicia claridad y calma para el normal razonamiento. Desempeñan pues una función determinante los empleados del Tanatorio, asesorando y ofreciendo los servicios imprescindibles necesarios y además debidamente coordinados. Ayuda jurídica, social, administrativa, etc., todo ello en un periodo breve de tiempo, en torno a las cuarenta y ocho horas máximo. Sentir este apoyo al perder un ser querido, sin duda alivia en la tristeza y aflicción en esos momentos, de indispensable consuelo y ayuda. Caras amables y actitud servicial, caracterizan a las tres personas empleadas en el Tanatorio de Daimiel “Virgen de las Cruces”, quienes llegan a convertirse en allegados, física y moralmente, para familiares, amigos y cercanos al finado.

Esta entidad de pompas fúnebres daimieleña, cuenta con otra instalación en la localidad vecina de Fuente el Fresno – Tanatorio de Fuente el Fresno –, manteniendo servicio permanente las veinticuatro horas del día durante los trescientos sesenta y cinco días del año, prestando servicios para todas las compañías de seguros y particulares. Tramitan traslados fuera de España o repatriación de los restos mortales. Las prestaciones del Tanatorio en sus instalaciones, atienden todo lo necesario para el óbito, con ambientes amplios y confortables dotados de una agradable armonía. Capilla diseñada desde la originalidad y el buen gusto, que incita al recogimiento, rezo y reflexión, junto a tres salas independientes de velatorio. Cafetería con suficiente espacio, atendida por personal profesional, amplios y bien cuidados jardines exteriores que contribuyen en la búsqueda de relajación y tranquilidad en pos del mejor ambiente posible para familiares y visitantes necesitados de entorno propicio para la mejora emocional y el ánimo. Sala de tanatopraxia y cámaras frigoríficas, servicio de floristería y aseos privados en cada sala. Espaciosos aparcamientos interiores videovigilados facilitan el cómodo acceso a la instalación. Digno de destacar el detalle de los féretros disponibles, todos ellos de madera de calidad y de fabricación nacional, rehuyendo de subproductos extranjeros de ínfima calidad. Próximas innovaciones, continuarán prestando aún más servicios, en función de asistencias demandadas por la evolución social.

Algo se  muere en el alma, cuando un ser querido se va. En el Tanatorio de Daimiel “Virgen de las Cruces”, empatía y apoyo en el trayecto final.

TANATORIO DE DAIMIEL “VIRGEN DE LAS CRUCES”

Camino del Cementerio, s/n.

13250 – DAIMIEL

677782275 – 926855345

tanator2ffresno@gmail.com

EEEEEOOOOO

Dejar respuesta

Anímate a comentar!, no es necesario estar registrado