CALIDAD Y CANTIDAD EN EL CERTAMEN DE PINTURA RÁPIDA

0
103

Gran afluencia de artistas en nuestra ciudad al reclamo del XVII Certamen de Pintura Rápida Tablas de Daimiel en el pasado sábado 24, con ambiente pre-feria y espléndida jornada de verano, sin exceso de calor. Participantes de diversas regiones de España se dieron cita a primera hora en torno a La Manola para inscribirse en el stand habilitado por la Casa de Cultura. Cerca de 60 participantes que se distribuyeron por lugares distintos de la población, al gusto de cada pincel. Espacios elegidos para ser plasmados en lienzos con técnicas y estilos propios del pintor. Paisajes, rincones, calles, plazas, jardines, olivo milenario, estación del ferrocarril, panorámicas del Parque Nacional, antigua bodega, iglesias…, quedaron reflejados en las notables obras presentadas por cada autor al término de la interesante jornada artística.

En los últimos certámenes es notoria la calidad de las obras presentadas ante el Jurado, que tiene difícil papeleta para la elección. Se observa además el gran interés despertado entre los daimieleños por esta actividad cultural. Los participantes reciben visitas constantes por parte de personas que emplean gran parte de este especial día en comprobar como evoluciona paso a paso cada trabajo artístico, en plena calle y a la luz del día, en un ambiente muy enriquecedor.

El Ayuntamiento de Daimiel donó el premio en metálico correspondiente al ganador de este año, siendo Javier Martín Aranda, de Bolaños, quién repitió triunfo ya que también resultó primer premio en la pasada edición. Un rincón de la Plaza de España – esquina de Fontecha con General Espartero – atrajo al artista “por su luz”, según sus propias palabras.

Recayó el segundo premio en la obra de Adrián Marmolejo, siendo el espacio plasmado la confluencia de Virgen de las Cruces con Plaza de España. El patrocinador en esta ocasión fue Ferroal Grupo Empresarial. Los sucesivos galardones también fueron sufragados por diversas empresas locales, que cada año se vuelcan en apoyos a este clásico certámen daimieleño. Fernando Ramírez de Arellano resultó elegido de nuevo como artista local, entre los seis conciudadanos presentados. La obra premiada refleja una bella imagen de la calle José Ruiz de la Hermosa esquina a Progreso.

A media tarde, el Parterre se encontraba de bote en bote, con personas ávidas de observar la cantidad de obras expuestas plenas de calidad, en una improvisada sala de arte al aire libre en un bellísimo rincón de Daimiel. Hay que potenciar el arte, la cultura. El año que viene, más.

EEEEEOOOOO

Dejar respuesta

Anímate a comentar!, no es necesario estar registrado