Asociación folklórica Virgen de las Cruces

0
108

Un año más y, después de cumplir veinte avivando entre la ciudadanía de Daimiel las tradiciones, bailes y canciones más arraigadas de nuestra ciudad, la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces promociona un nuevo curso de la Escuela Local de Folklore.

Comienza así una nueva etapa, sumando cursos y alumnos, con la intención de que las personas que quieran acceder a cursar las clases ofertadas, puedan optar a ocupar un puesto en el grupo titular de la Asociación y de esa forma, tener el orgullo de personificar el folklore daimieleño en nuestra ciudad y fuera de ella en los distintos intercambios y actuaciones que están por venir.

Como en cada curso, la intención de este proyecto es la recuperación, conservación y mantenimiento de las cuantiosas manifestaciones de la cultura tradicional, del folklore musical y los bailes que le acompañan, tanto de Daimiel como del resto de nuestra provincia

La falta de enseñanza y de conocimiento que existe referente a los valores folklóricos en nuestro país es alta, y por ello, necesitamos el rescate de los juegos populares, bailes, poesía, cantos y sobre todo, liberar costumbres y tradiciones.

La música y la danza, es sin duda, una de las formas de expresión más antiguas del ser humano, un acto instintivo de las primeras etapas de crecimiento de los niños, en la que estos buscan explorar a través del movimiento las posibilidades que existen a su alrededor. El lenguaje corporal es constante y está al alcance de todo ser humano que lo utiliza como medio de expresión y comunicación incluso para aquellos sentimientos que son difíciles de advertir.

            Con el estudio y práctica de la música se puede modificar el cerebro para conseguir que sus dos hemisferios funcionen con más agilidad e integración. Los niños que aprenden música tienen más facilidad a la hora de aprender a leer, lo que a su vez les fortalece el habla mejorando su fluidez verbal. Tocar un instrumento también implica actividad física que mejora la motricidad fina, aumentando  la memoria, concentración y atención.

Por todo ello, en la Escuela Local de folklore tratamos de proporcionar los beneficios necesarios para obtener un aprendizaje para cada uno de los alumnos con el que estos sean capaces de expresar las manifestaciones básicas artísticas dentro de nuestra sociedad.

Esta labor se desarrolla impartiendo cursos de nueve meses de duración (de octubre a junio), con la realización de actividades complementarias y la participación en actuaciones de fin de curso.

Tres etapas son las que podemos diferenciar en nuestra escuela:

Primera etapa:  Consta de un diagnóstico para ver en qué nivel esta cada uno de los participantes de cada curso para posteriormente hacer nivelación de estos mismos. La importancia de la primera etapa es vital para poder entusiasmar al alumno y hacer una clase entretenida que motive a los alumnos.   Segunda etapa: La música y la danza como actividad plenamente humana, busca expresar estados de ánimos, sentimientos o simplemente por diversión.  
Tercera etapa:   Incentivadas por el profesor para una mayor participación, el colofón del curso es participar en las actividades que se organizan para mostrar al público lo aprendido durante el curso en varias actuaciones, como pueden ser el festival de villancicos, el Festival de Mayos y celebraciones en honor a San Isidro o fiestas de fin de curso de centros escolares.  

Con estas premisas, la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces pretende mantener vivas sus manifestaciones tradicionales sin perder de vista dos objetivos:

Objetivo Folklórico.      Que los Alumnos/as conozcan nuestro rico folklore en todos sus aspectos, así como el folklore de otros lugares de España, es nuestro principal objetivo.      Estos alumnos/as, son una esperanza de continuidad y la cantera de la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces de Daimiel.     Objetivo Humano. La escuela se concibe como una actividad viva, con un ambiente lúdico, ameno y divertido, que aparte de cumplir los objetivos indicados es un extraordinario marco de convivencia y de fomento de relaciones humanas.      Se olvidan las tareas y problemas diarios, siendo una auténtica terapia.  

 

   
Clases de la Escuela Local de Folklore
Iniciación y perfeccionamiento a la Música. (Guitarra, Laúd, Bandurria).  
  Iniciación y perfeccionamiento a la Danza y Bailes Tradicionales.   Canto Tradicional.  

Son clases semanales de 1 hora de duración que se imparten en la sede de la Asociación, en la C/ General Espartero, 3 y siempre por la tarde, a fin de compatibilizarlas con la actividad laboral y escolar. Ello no implica que en momentos puntuales y sobre todo de cara a la realización de actuaciones, sea necesario impartir algunas clases más.

En el curso 2019 – 2020, la Asociación va a ofrecer dos nuevos talleres para aportar más visibilidad a la Escuela Local de Folklore y sobre todo rescatar antiguos oficios perdidos y casi en extinción en Daimiel, como son la realización de trabajos utilizando el esparto y otro taller de labores de indumentaria tradicional.  

Respecto a este último tema, el vestuario de la Escuela Local de Folklore es muy importante ya que es el signo de identidad, con lo que el mismo debe cuidarse hasta al mínimo detalle y a su vez, está pensado para que sea lo más cómodo posible para el alumno/a, sin que por otra parte pierda su autenticidad.

Alumnas: Corpiño negro de ajustado por delante con cordón negro, sobre camisa blanca y mandil negro de raso sobre falda de rayas verticales. La indumentaria se complementa con medias de colores en líneas de posición horizontal, faltriquera y zapato negro. Se lleva también camafeo al cuello con cinta negra de terciopelo, pendientes dorados y en el pelo lazo negro con dos horquillas grandes también doradas.  
Alumnos: Chaleco negro, con botonadura plateada sobre camisa blanca y pantalón negro a media pierna. Fajín rojo /azul, calceta blanca y zapato negro.  

           Con todas estas premisas, la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces anima a todo el mundo, desde los más pequeños, jóvenes y mayores, para que asistan a las clases que se ofertan y se unan a mantener la cultura inmaterial de Daimiel y ésta pueda conservarse en un futuro y sea transmitida de generación en generación.

EEEEEOOOOO

Dejar respuesta

Anímate a comentar!, no es necesario estar registrado