BUENOS AUGURIOS DESDE LA HOGUERA DE SAN JUAN

0
66

Jesús Córdoba.

Numerosos ritos de fuego se realizan con el objetivo de dar fuerza y energía al Sol, para que nunca deje de dar luz. A partir de la Noche de San Juan, los días se tornan más cortos y creencias de la antigüedad estimaban que el astro solar no volvería a brillar en su totalidad. Esta es la razón por la que la Noche de San Juan se considera mágica, momento del año en el que emana la magia y energía del universo. El fuego, poderoso elemento, se ha utilizado durante siglos no sólo para alumbrar y dar calor, sino también para purificar. Y desde la purificación se intenta destruir lo perjudicial a la espera de que resurja lo positivo.

El origen de esta noche es pagano, si bien la gran fuerza de expansión del cristianismo, la convirtió en una fiesta dedicada a la figura del Santo Juan. Cada año es una noche especial, donde se unen tradiciones, magia, recuerdos y culto al Sol.

En nuestro Daimiel, se expanden sus sortilegios en el Barrio del mismo nombre del Santo Bautizador. Desde sus rincones, emanan magia, pasión y recuerdo de Hogueras precedentes que le dieron vida, bullicio y emoción. En la actualidad, aquellos daimieleños que quieran congregarse alrededor del fuego reparador, pueden continuar haciéndolo, recuperando añoranzas y recuerdos.

La acción mágica de una mayoría lleva a solicitar sus deseos en la Noche de San Juan, encendiendo hogueras para quemar en ellas los malos augurios, olvidando el pasado para dar comienzo a una época mejor. El ritual pasa por escribir en un papel los aspectos negativos de la vida, echándolo al fuego y contemplar cómo se convierte en cenizas, acompañando con sortilegios o palabras poderosas que atraigan la energía positiva a sus vidas. Todo ello, acompañado por tres hojas de laurel. Tres vueltas a la hoguera cogidos de la mano de todos aquellos con los que compartas ilusión, acercamiento y diversión, cierra el círculo para que aparezca lo positivo de la vida a los creyentes del rito relatado. Si además dejas un cubo lleno de agua durante toda la noche a la intemperie, para que el rocío y el amor de esa noche especial la purifique, y al amanecer de la Festividad de San Juan lavas y mojas tu cuerpo con ese agua, te sentirás purificado y pleno de expectativas y nuevas ilusiones.

Pues más de un centenar de daimieleños se reunieron alrededor de la Hoguera de San Juan. La Cofradía de Mª Desolada organizó el evento festivo. Javier Prado, su Presidente, valoró la participación de todos y el apoyo obtenido desde la Asociación Española contra el Cáncer de Daimiel. Intervino la charanga de Carrión “Los que nunca fallan”, amenizando con muy “buen rollo” durante toda la fiesta, en la que se degustaron gachas, pisto y limoná, de modo solidario hacia la asociación del cáncer en Daimiel.

La Hoguera de San Juan, sigue cautivando al personal en busca de benévolos presagios y mejores augurios.

EEEEEOOOOO

Dejar respuesta

Anímate a comentar!, no es necesario estar registrado