EL DAIMIEL RCF CIERRA LA TEMPORADA CON UNA TRABAJADA VICTORIA (3-2)

0
122

Hasta doce ocasiones de gol elaboró un buen Daimiel RCF frente al complicado y buen equipo conquense, AD. Campillo. El resultado final hace justicia ante lo acontecido en el verde. Los blancos despidieron la temporada con una convincente actuación, generando momentos de buen futbol de conjunto como el tercer gol, en jugada de bella ejecución moviendo el balón desde atrás Marcos Rincón, con pase hasta Kike, el avispado y habilidoso Kike, que llegó hasta la raya de fondo zafándose de la defensa, pase de la muerte hacia atrás y remate del coreano Ho que terminó con el esférico en la red entre una celebrada manifestación de júbilo entre los jugadores locales y el público entregado a su equipo. Buen momento final, ocurría en el minuto 94 y de modo merecido para los daimieleños. Emoción y jolgorio por todo lo alto.

El partido resultó muy competido, se pasó rápido, señal inequívoca de que no hubo aburrimiento. Gran primer tiempo de ambos contrincantes, buen futbol con ocasiones de Adri, Giti, Kike, Pedrero…, y el buen juego que salía de las botas del lúcido pelotero Jesús, constructor empedernido de su primoroso futbol, con el apoyo de Ráez y el quehacer persistente de Marcos Rincón, más la confianza en el veterano Alberola que con sus paradones cuando apretaban los de Campillo de Altobuey, otorgaba seguridad a sus compañeros y a la grada. ¡Qué gran meta tiene el Daimiel RCF!

Vaselina de Kike a puerta vacía que rechaza el palo, cabezazo de Ho que saca la defensa rival bajo palos, tiro con marchamo de gol de Belmar con parada del portero, … mientras ellos, desde su buen juego, también llegaban a los dominios de Alberola y de hecho lograron dos goles, obra del buen pelotero Cata, la figura de los campillanos que trajo de cabeza a los chicos de Alfonso Peláez, si bien en uno de los goles la suerte se alió con el bloque rival, pero así es el futbol. Juego, ocasiones, dominio alterno, lucha, de menos a más, y un colegiado que desentonaba en la buena tarde de futbol. Susmozas batió a Óscar, meta rival, tras rechace de un duro disparo de Moraga en falta botada al borde del área; el capitán del Daimiel RCF volvió a sacar un golpe franco esquinado y fuera del área batiendo con su potente disparo la meta contraria, superando barrera y portero. Golazo de Moraga.

En fin, buen partido en tarde calurosa con los preceptivos descansos para hidratarse los futbolistas. Algún rifi-rafe entre los contendientes producto de la entrega de ambos, si bien el fogoso Alejandro, que fue expulsado al final, se marchó pateando un cubo de basura y banderín de córner. Nervios y anécdotas propias de este deporte.

Buen sabor de boca dejó el Daimiel RCF en este último partido de temporada. Buena clasificación, en mitad de la tabla, la temporada próxima no estaría mal afrontar metas superiores. Equipo hay. ¡HALA DAIMIEL!

EEEEEOOOOO

Dejar respuesta

Anímate a comentar!, no es necesario estar registrado