AMBIENTE ESPECTACULAR EN EL CARMEN CON EL DAIMIEL RCF FEMENINO (2-5)

1
190

Cuando juegas frente al mejor equipo y éste te supera, nobleza obliga a reconocerlo y poco más. Pero sin olvidar que detrás del mejor está el siguiente, en este caso el Daimiel RCF que tiene pinta y aspiraciones para llegar a ser el mejor y superar a este potente y bien armado C.F Femenino Albacete, que nos hizo morder el polvo con cinco goles por dos de las nuestras, que se despidieron entre el aplauso cariñoso y enfervorecido de la afición de nuestro pueblo, que llenó El Carmen hasta la bandera. Se agradecía con esta ovación el esforzado partido  y la lucha hasta la extenuación de nuestras chicas. Así se ha de llevar y defender deportivamente el escudo de nuestra ciudad. Bien por las chicas del Daimiel RCF, así es como se hace afición, aunque no se gane.

Cuando se logran siete goles, el partido no te aburre. Si además surge la calidad y por momentos el buen concepto de juego, el aficionado disfruta. Eso ocurrió en el partido del sábado, en disputa por medio el ascenso a 2ª Nacional a doble partido. La vuelta en Albacete, ya se verá, pero nosotros no damos por perdida la eliminatoria. El equipo local posee muy buenas jugadoras, capaces de dar la vuelta la tortilla. Sara se hinchó a correr y generar ocasiones peligrosas, sabe de qué va esto del futbol. Lo intentó todo, mereciendo mucha mejor suerte. Ruth, Nadia Moya, Raquel, Irene Honrado, Carmen…, por no mencionar a todas, demuestran ser un equipo de verdad. Ana, meta local, realizó paradas decisivas con intervenciones plenas de valentía y coraje, que revelan sus grandes condiciones. La capitana, Sonia, hizo un gol, Sara de penalti claro logró el segundo, animando el cotarro en la grada que era consciente de la superioridad de las de Albacete, aunque jugando contra diez. Y es que el  colegiado, en estricta decisión, decretó la expulsión de Ana, nuestra portera, al dar con la mano de modo involuntario y fuera del área al esférico, desbaratando una clara ocasión de gol. Tal vez otro árbitro más diplomático hubiera optado por la amarilla – ya ganaban las visitantes por dos goles –, pero el juez no lo vio así y nos dejó con diez a los treinta y siete de partido.

Las daimieleñas  compitieron en inferioridad numérica y llegaron a crear al contragolpe varias ocasiones, con Carla, jugadora de campo, bajo los palos sustituyendo a la guardameta titular por lo ya referido, con intervenciones propias de una gran portera – el  futbol femenino genera sorpresas inesperadas – consiguiendo que cada vez nos guste más. Mucho mérito por parte de nuestras jugadoras, capaces de hacer dos goles al poderoso equipo albaceteño, con diez jugadoras durante sesenta minutos.

Sin rodeos y con el corazón en la mano, vaya desde aquí nuestro ánimo y admiración para este grupo de deportistas y su equipo técnico, con el prometedor Alfonso Peláez al frente de esta admirable campaña. ¡HALA DAIMIEL!

EEEEEOOOOO
Compartir
Artículo anteriorELECCIONES EN DAIMIEL
Artículo siguienteTRIUNFO Y HULE

1 Comentario

Dejar respuesta

Anímate a comentar!, no es necesario estar registrado