TRES PUNTOS DE ORO EN CARRIÓN (0-1)

4

219

El Daimiel RCF salió victorioso del campo del vecino rival, devolviéndole la moneda de la victoria ya que el equipo carrionero salió vencedor en la primera vuelta aquí en Daimiel. El partido tuvo de todo, no nos aburrimos entre las ocasiones de unos y otros, alternadas con fases de centrocampismo abusivo por parte de ambos. Importante triunfo del Daimiel RCF, conquistando tres puntos de oro.

El equipo daimieleño, ayer de morado, supo contener los ataques locales y cuando llegaron con claridad erraron sus delanteros en ocasiones propicias. Jesús, hoy capitán, y el coreano Ho también remataron sin fortuna en el disputado primer tiempo. Los dos equipos jugaron con orden y criterio, en noble batalla.

La fuerte presión de la U.D. Carrión al inicio de la segunda parte fue contrarrestada por la eficaz actuación del portero daimieleño, Alberola, de nuevo ángel de la guarda blanco. Sin embargo, un aviso del central “chucho” en remate de cabeza, dio paso al gol de Ráez  en el minuto sesenta y cinco, tras aprovechar un rechace en buena jugada del Daimiel RCF, rematando a la red desde fuera del área. Buena jugada, buen gol. Este futbolista, trabajador incansable en todos los partidos, bien merecía este premio. La suerte se alió con los morados, con golpeo en el poste de un balón rematado por Nacho, delantero local. Además los carrioneros quedan en inferioridad numérica al ser expulsado por doble amonestación uno de sus jugadores, lo cual no impidió que continuaran buscando el gol. Posteriormente, también se marchó antes de tiempo a la ducha Ho, por doble tarjeta, volviendo el equilibrio numérico.

Kike la tuvo, ajustando al palo en veloz contragolpe, evitando el segundo el buen portero local, Candi, con brillante intervención. Tuvo más oportunidades el Daimiel RCF, en mano a mano con el portero que no resolvieron, si bien los de Carrión también se toparon con Alberola, que otra tarde más, estuvo soberbio parándolo todo, por arriba y por abajo, siempre en difíciles situaciones favorables para los delanteros, pero resueltas con brillantes intervenciones. Un gran portero, sí señor, con garantía de seguridad y sin fecha de caducidad.

Bien la defensa del equipo daimieleño, muy coordinada. En el centro del campo, Jesús defendió, creó y remató; Ráez anduvo efectivo y goleador; Marcos Rincón estuvo en todas partes, de destructor y de armador, gran partido el suyo; el coreano Ho, cada vez más acoplado y con buen concepto, además de correr…, en fin, buena imagen de este Daimiel RCF.

Bochornosa tangana faltando poco, con antideportivos gestos, agresiones incluidas, en un partido muy disputado desde el principio, pero que no fue bronco. Esto hay que evitarlo, es un mal ejemplo. Al colegiado, muy blandito, se le fue de las manos su gestión. Ello no fue óbice para que termináramos el partido en la portería del rival rematando el último córner, que dio paso a saludos, abrazos y despedidas entre los rivales. Nervios y cosas del futbol en la tangana, buen rollo deportivo al final. Como debe ser.

Compartir.

Sobre el autor

4 comentarios

Déjanos un comentario, no hay que registrarse