DESPROPÓSITO ARBITRAL CON NUEVO PERJUICIO PARA EL DAIMIEL RCF

0
77

A pesar de todo, el Daimiel RCF suma y sigue.

Cuando hemos alcanzado el ecuador de la temporada, es el momento de consultar el factor arbitral, que en nada ha ayudado en la evolución del equipo blanco en esta mitad del campeonato. Al menos en cuatro partidos, los blancos han sido víctimas inocentes de errores puntuales que han influido negativamente en el resultado final, en encuentros donde el Daimiel RCF se estaba mostrando superior, tanto en casa como a domicilio. De seis a nueve puntos han volado del casillero del equipo de Rimun, cuando los méritos sobre el césped estaban más que demostrados. En este partido que cerraba la primera vuelta, de nuevo el trencilla influyó en el marcador final, con perjuicio alevoso en contra del bloque, cada vez más cuajado, del equipo de nuestra ciudad. Somos cronistas de fútbol y en este campeonato la figura del árbitro está influyendo más de lo necesario en el devenir de los partidos. Nos remitimos a los hechos, aun considerando la dificultad que conlleva el arbitraje. Pero tampoco está de más recordar que los errores humanos, casuales y carentes de intencionalidad, al menos que estén repartidos, ya que si así fuera, el Daimiel RCF estaría más arriba en la tabla por merecimiento, coraje y valores propios. ¿Hay que resignarse o plantarse ante el Comité competente de los árbitros?

Ciñéndonos al encuentro contra la A.D. Campillo en tierras conquenses, el reciente fichaje del equipo daimieleño, Santi, se encargó de abrir el marcador a los dos minutos, tras buena combinación del equipo del pueblo de las brujas, ayer vestidos con color morado, conjunto cada vez más estructurado que controló las oleadas de los campillanos en este primer tiempo, con ocasiones incluso para aumentar la ventaja. Ya en la  continuación, la tónica del partido continuaba de igual manera, hasta que el colegiado, ante el estupor de los jugadores de ambos clubes, señaló un penalti inexistente en una disputa limpia culminada incluso con apretón de manos entre el delantero local y el capitán del Daimiel RCF, ayudado a levantarse del suelo por el deportivo rival, en trance propio de este deporte. Y por si esto fuera poco, mostró ¡¡roja directa!! al capitán daimieleño… A partir del empate en la jugada referida y con un jugador menos, el Daimiel se sostuvo con dignidad hasta lograr un más que trabajado empate, desde la base de un buen conjunto que hoy día es el Daimiel RCF. López, apenas intervino, José Carlos volvió a comerse el campo y aún pudo Moraga aumentar la cuenta en falta que rozó la escuadra rival. Y para colmo, nueva expulsión, finalizando el partido, de Ramón, en otro  error del juez.

Se pudo ganar el partido pero la lastra arbitral pesó en el resultado. Trencilla de escasa capacidad, nefasto. Al final, el Daimiel RCF logró un punto de oro ante un arbitraje que nos negó la victoria. Dos lesionados y dos expulsados es el bagaje negativo de esta salida. La buena imagen  y el empate anta tanta adversidad, lo positivo para este buen Daimiel RCF.

EEEEEOOOOO

Dejar respuesta

Anímate a comentar!, no es necesario estar registrado