FERIA 2018

0
39

Uno del pueblo.

Al menos durante unos días hemos sido felices. La feria de hogaño ha mantenido el interés cada día con programación diferente y variada, con actividades y espectáculos para todos los públicos. Se ha disfrutado, sí señor.

Ya en días previos, el Certamen de Pintura Rápida congregó en el Parterre a gran cantidad de paisanos seguidores de la cultura del pincel. Cantidad de participantes de casi toda España y calidad evidente en sus obras.

El pregonero Manuel García-Muñoz Fernández del Moral, “Berlanga”, se lució ante su pueblo, en Plaza repleta para proclamar Reinas y Damas a la par de una actuación magistral de nuestra Banda Municipal acompañando al buen cantante criptanense Luis Muñoz.

Caravana blanca tradicional, con actos para ancianos y discapacitados, en el Cristo, para al día siguiente izar la Bandera desde el Ayuntamiento, con chupinazo inaugural e Himno Nacional, como debe ser, con desfile hasta el Real culminado con grandioso espectáculo pirotécnico rematado por el grupo andaluz “No me pises que llevo chanclas”.

Elegante alfombra floral para el paso procesional de la Virgen de las Cruces, diseñado por Plácido Sánchez-Camacho, Presidente de la Plaza de Toros. Vermut con baile, a diario, en la carpa de la Plaza de España, con participación masiva de daimieleños y visitantes de todas las edades.

El festival “The Love 90’s” llegó a nuestra ciudad con mensaje para jóvenes y nostálgicos a base de luz, sonido y color, gira por escenarios de postín por toda España con parada en el rocódromo de La Mancha, máquina del tiempo con exclusiva actuación aquí, en Daimiel, para toda Castilla La Mancha, con ocho mil personas que recordarán la noche inolvidable de Fernandisco y compañía. Espectáculo y show en escenario nunca visto. Grande Daimiel.

José Antonio Pecharromán, ilustre ciclista daimieleño, da nombre a la competición de este deporte celebrada en la Avenida de los Rosales el mismo día, 2 de Septiembre, en que los caballistas desde su cuerda dan paso a la soberbia corrida de toros que tan buen sabor de boca dejó a la afición local y visitantes de la zona. Padilla, Emilio de Justo y Carlos Aranda abrieron la Puerta Grande para ellos y para los apasionados de la tauromaquia. ¡Qué gran corrida, señores!

En el Teatro Ayala, quienes pudieron lograr localidad llegaron en “Taxi”, con representación al día siguiente del musical “La Celestina”, a cargo de “Molto Vivace”.

Tiros al blanco, “Magic of Colors”, “Divertilandia”, Gymkana Ecuestre, actuaciones y bailes en la Carpa del Recinto Ferial, completaban jornadas frenéticas con actividades y espectáculos de todo tipo.

Las Peñas se asociaron en el Parque de El Carmen para compartir viandas en comida de hermandad, con ambiente alegre que derivó en el “Gran Prix”, donde se lucieron los componentes de estas asociaciones, también en la acogedora Plaza de toros, hay gente pa tó, que dijo el torero.

“Los Chichos” con donativo para Afadal reunían de nuevo a millares de Daimieleños escuchando a los clásicos de la rumba en el amplio Auditorio Municipal, concierto solidario que daba paso a los también clásicos tractores antiguos, a la mañana siguiente por las calles y centro de nuestra ciudad. La Uva y el Vino congregaron también público, que contemplaron las buenas expectativas de los dos equipos locales, baloncesto y futbol, que aunque no triunfaron compitieron con ardor guerrero haciendo vibrar las voces de sus partidarios. Importante aperitivo en feria para una larga temporada deportiva que nos espera cargada de ilusión.

Y la última noche que pasé contigo, llegó Waterloo, madre mía que concierto más bonito, Mamma Mía, qué nivel, con protagonista sobresaliente en la actuación de ese cuadro escénico, con beneficio solidario para el proyecto “Sonríe Niña”. Y todo este tributo histórico dio paso a la última cena y los últimos tallos en el ferial. Apóstoles de la juerga sentados en la mesa del adiós, hasta el año que viene.

Hoteleros y hosteleros plenos de trabajo, clientes, ausentes y visitantes que descansan y degustan con deseo las viandas, avíos y colodrios propios del pueblo de las brujas, con “airén” y tempranillo presidiendo la reunión.

Felicitaciones desde Daimiel al Día para Festejos. No debe ser fácil coordinar y elegir actividades al gusto de todos para continuar aumentando el nivel de la Feria. Y eso que no me he referido a todico, resumimos con amplio extracto el “briboneo” en general compartido y disfrutado por el pueblo de Daimiel.

Y el año que viene, más.

EEEEEOOOOO

Dejar respuesta

Anímate a comentar!, no es necesario estar registrado