LA CITA DEPORTIVA MÁS ANTIGUA DE DAIMIEL

0
118

La tradición deportiva de los daimieleños es un hecho incuestionable. Da fe de ello una de las pruebas deportivas que todos los años y en fechas de feria se celebra en Daimiel con continuidad ininterrumpida, excepto cuando en cierta ocasión las inclemencias meteorológicas lo impidieron.  Nos referimos al Campeonato Local de tiro al blanco con carabina y pistola de aire comprimido.

La prueba, que se realiza entre amateurs, no profesionales, tiene su origen allá por los años cincuenta, siendo su impulsor y organizador Miguel Aldea Pozuelo (q.e.p.d.). Este daimieleño, muy vinculado al mundo del deporte, preparaba competiciones locales que eran muy participadas por personas aficionadas al futbol, ciclismo, tiro al plato… etc., deportes que él mismo practicaba. Pero fue la competición referida en este reportaje la que ha perdurado hasta el día de hoy, en el que la participación es notoriamente elevada, unos años más que otros dependiendo de los días de la semana en que coincide la feria. Entre ochenta y ciento veinte aficionados participan cada año en este entrañable campeonato local.

En sus primeros años, la prueba se desarrollaba en la Plaza de España, delante del templete, que servía de “parapeto” y frontal donde colgaban las dianas. Con posterioridad, los “campos de tiro” se fueron desplazando por el Parterre, el Paseo de la Estación, el Campo de fútbol antiguo, la Piscina del Polideportivo y en la actualidad el Estadio Municipal, en las pistas de atletismo.

Desde el año setenta y ocho, Pepi Aldea es la persona que coordina y dirige este campeonato local, ordenando la participación de todos aquellos inscritos, gente que desde hace muchos años continúan su afición participando con la ilusión de siempre, personas que en algunos casos se iniciaron desde niños y que perduran en su empeño deportivo, algunos sexagenarios ya. También participan aficionados de afuera pero sin opción a premio al tratarse de un campeonato local, excepto si tienen vinculación con Daimiel.

El ayuntamiento colabora en los premios y facilita el espacio público necesario para el buen desarrollo de la competición, ayudando además con los monitores deportivos precisos. Cada categoría (sénior, juvenil e infantil) cuenta con sus correspondientes trofeos, otorgándose también premios especiales a puntuaciones máximas.

 

Pepi Aldea, en su tenaz labor hacia este campeonato, conforma un jurado entre el público presente con ella misma al frente, quienes valoran recuento de puntos y dianas, realizándose de modo inapelable el fallo final.

Campeonato local de tiro al blanco con carabina y pistola de aire comprimido, cita deportiva tradicional en Daimiel, donde se funde el espíritu deportivo, el buen uso de las armas y la convivencia social. Que no decaiga la afición a este deporte. Por ahí deben ir los tiros.

EEEEEOOOOO

Dejar respuesta

Anímate a comentar!, no es necesario estar registrado