Éxtasis en Daimiel

0
143

El día venía cargado de sentimientos. Esta mañana se revivía el acto de jura a nuestra bandera,símbolo de nuestra nación y que reunía a un gran número de daimieleños, y esta tarde teníamos una cita con el baloncesto en el pabellón municipal. El equipo local dirigido por Bernardo, después de muchos años de trabajo y de dificultades económicas superadas con el buen hacer del suyo propio, de la directiva y de los propios jugadores se volvían a dar cita en una fase de ascenso a categoría EBA. No se afrontaba en las mejores condiciones, puesto que su mejor jugador se encuentra lesionado,pero ese factor ha sido compensado con el apoyo del público asistente,que ha llenado el pabellón y ha llevado en volandas al equipo. Después de superar la semifinal, en la final esperaba el PCE Inst Tobarra, que a priori podía darse como favorito. A las 18:30 daba comienzo y el Club Baloncesto Daimiel enseguida se escapaba en el marcador en el primer cuarto. Con un buen porcentaje de tiro exterior, el segundo cuarto siguió siendo del equipo local que vio ampliada su ventaja hasta 14 puntos, acabando el marcador 35-21 a favor de los de Bernardo. La tragedia se mascaba en el tercer cuarto, cuando el equipo visitante explotó su juego interior y anuló ofensivamente a los locales que durante un tiempo no fueron capaces ni de tocar  aro y reducieron la ventaja a mínimos. El último cuarto es de los que hacen patria. A pesar de empezar el cuarto con una ligera ventaja, el equipo visitante llegó a ponerse un punto por encima, pero los nuestros reaccionaron logrando tener 8 puntos de ventaja, con un triple  a falta de 2 minutos para acabar el partido. Pero esto es baloncesto y no hace falta que sea la NBA, el equipo visitante respondío con otro triple que reducía a 5 puntos. En la siguiente jugada, después de agotar 20 segundos de posición los locales lanzaron y el rebote fue capturado por uno de los nuestros, momento en el que las almas daimieleñas descansaban dando por seguro la victoria. Pero era un espejismo, en dos segundos perdíamos el balón y cometíamos falta personal intencionada, que mandaba a los visitantes a la línea de tiro personal y anotaban los dos. A continuación volvían a sacar y nos clavaban un triple que ponía el empate en el marcador. NOS QUERIAMOS MORIR. ¡Madre mía! Empezaba la prorroga y los de Tobarra se ponían por delante con una canasta debajo del aro, pero los de Bernardo después de llegar hasta aquí, no iban a permitir que se les escapara la victoria, tiraron de casta y con un buen acierto en dos minutos se distanciaron en el marcador, no dejando ya más opciones al equipo rival. El pabellón municipal rugía, los daimieleños nos sentíamos orgullosos de un equipo que curiosamente no ha tenido apoyo de público en la temporada. Enhorabuena al Club Baloncesto Daimiel (Bernardo y directiva) y a sus sponsors que han hecho posible el ascenso a liga EBA. El año que viene podremos disfrutar de un baloncesto de mucha calidad. Espero que este equipo tenga el apoyo económico, social e institucional (que ya tiene)que se ha ganado, para luchar dignamente en la categoría.

EEEEEOOOOO

Dejar respuesta

Anímate a comentar!, no es necesario estar registrado