Cal Viva: Ama lo que haces.

0
1122

Aprendió del ejemplo de su padre la dedicación incondicional al trabajo.Le salieron los  dientes detrás de un mostrador y desde entonces se entrega en cuerpo y alma a lo que hace, ya sea crear arte, propagar cultura o vender.”Hay que aplicar el mismo amor para decorar una casa, vender un collar o componer una pieza artística” . Así   se  manifiesta     Carmen Sánchez-Bermejo Rodriguez-Bobada, la daimieleña fundadora de la tienda   CAL   VIVA   en   la   calle Estación 34. Catorce años lleva   al  frente   de   este “espacio alternativo,  donde   se   hace   de todo”.

Por diversas circustancias, su formación es autodidacta,  aunque   su   paso   por Madrid durante gran parte de su vida,  la hizo realizarse con firmeza y criterio. Allí se forjó en el  mundo del arte,   pintando óleo y acrílico. Al nacer su   hijo  y   para evitar olores propios  de   los  materiales que utilizaba en su domicilio (pigmentos, aceites,    maderas,   etc.)   investiga   y desarrolla     con   diversos   materiales, abriendo la mente  a la creación, “requisito imprescindible para crecer”.

En la   capital   fue   seleccionada   en    los Talleres de Arte actual del Círculo de  Bellas Artes de Madrid, trabajando y aprendiendo con maestros de la talla de  Chema  Cobo, Gonzalo Torné, Ian Walace,  Ross  Bleneth “y sobre todo el gran   pintor   y   escultor Juan Muñoz, el artista más grande que he conocido”, sin olvidar   al   famoso   pintor Agustín Ibarrola, célebre en  el  Pais  Vasco por   su   peculiar   estilo    de   pintar   los bosques, aplicando el arte pictórico a   la   naturaleza. Por   aquella   época   realiza   diversas exposiciones, en el Círculo de Bellas Artes y en la Ventana de la Fábrica, sala de  exposiciones muy conocida en Madrid.

Decide   abrir   en    Daimiel   CAL VIVA,   tienda dedicada a “interiorismo,decoración y  venta   de variados    artículos,   aprovechando   el   mismo espacio para realizar exposiciones de   pintura   y escultura”. Han desfilado por su local  artistas  de diversos orígenes, acorde   con   la   pluralidad de dicho espacio.

En la actualidad  su permanente  empeño  para crear y   realizar      actividades      culturales     y artísticas,lo ve conseguido al instituirse un club de lectura, dirigido por Luisa Pomar   y   un  taller  de musicoterapia      regido     por   Gracia   Vicente, habiendo proyectos para realizar   en   el   futuro diferentes eventos literarios.

En estos días de navidad regala  poesías  de   Paz Martín Pozuelo y Paqui Silva  a todos sus clientes, sin olvidar los  objetivos   necesarios   para   su negocio, que como se puede deducir, escapa a las corrientes estereotipadas, pero  sin   omitir   “sus orígenes   en   el     mostrador” .   Carmen   sigue manteniendo     en    su     alma    a    Isidoro “mi compañero y gran amor, que siempre me ayudó en todos mis proyectos, aunque a veces no pensara como yo”.

CAL VIVA y Carmen Sánchez-Bermejo “un espacio alternativo donde se hace de todo”.

 

 

 

EEEEEOOOOO
Compartir
Artículo anteriorTurismo a la carta
Artículo siguientePerseidas