Arte floral, regalo de la naturaleza

0
261

Tan bellas como las flores en sí mismas, son las combinaciones que nos ofrecen entre ellas los profesionales especialistas en el arte floral. El estallido cromático de la flor nos ofrece un colorido extraordinario, que justifica la tendencia natural del ser humano hacia las plantas en general. Estamos refiriéndonos en definitiva a la Naturaleza.

Si a esto añadimos la imaginación y originalidad, conseguimos con las plantas, desde el arte y la creatividad, efectos estéticos agradables a la vista y reconfortantes en todos los aspectos: decorativos, climatológicos, sicológicos, artísticos…y en algunos casos, como en los exornos florales, se llega a percibir lo solemne.

Los colores diversos de plantas y flor, artísticamente combinados, pueden determinar el ambiente apropiado para casi todos los espacios, particulares o públicos. De ahí la importancia que asignamos a este peculiar gremio de profesionales -artistas- dedicados a este bellísimo arte.

La decoración floral en un hogar, refleja la sensibilidad de su propietario. Forma parte de la vida del ser humano el acompañamiento floral, con su toque cultural, religioso e incluso poético, en busca de la belleza, belleza florida íntimamente ligada a la vida cotidiana.

Un daimieleño, Antonio Ortega Utrilla, está vinculado profesionalmente a este oficio durante veinticinco años de su vida laboral, dirigiendo en la actualidad tres tiendas del sector, en Daimiel, origen de su emprendimiento, Torralba de Cva. y Castellar de Santiago. Con sus tres empleados, además del personal contratado en campaña, dedican su trabajo y demostrada experiencia a la conocida compañía “Floristería y Decoraciones Ortega Utrilla”, con sede central en Daimiel, en la C/ General Espartero, 14, estando situados en la Plaza de la Villa s/n en la vecina localidad de Torralba, además de la delegación de Castellar.

El Arte Cofrade y Litúrgico es la especialidad destacada de la empresa, siendo miembro a título personal el gerente Ortega Utrilla, de varias Cofradías de Daimiel e incluso otras poblaciones, destacando su pertenencia a la Cofradía matriz, en Andújar, de la Virgen de la Cabeza. Ha sido también directivo de la Junta de Hermandades de Semana Santa y de la Cofradía de la Virgen de las Cruces.

“El arte cofrade es muy laborioso, pero al final es el que más satisface, el que más luce”, en palabras de Ortega Utrilla, sintiéndose el profesional altamente realizado en este apartado. La venta de palmas para el Domingo de Ramos, inciensos, carboncillos, parafinas, cera, vino de misa, velas de vigilia y promesa, incensarios y consumibles, así como productos de limpieza para candelarias, suponen un importante bloque de negocio en esta dedicación.

El arreglo de altares para bodas, cultos, altares de Corpus, y monumentos al Santísimo, junto a los exornos florales de Pasos y Titulares completan esta variada y talentosa ocupación, sin olvidar aderezos y adornos apropiados para enlaces, celebraciones, -con toda clase de complementos-, y la solemnidad floral del arte funerario.

Las instalaciones en Ortega Utrilla gozan de los elementos necesarios para trabajar desde el origen la flor. Temperatura adecuada en cámaras dispuestas a propósito, corte, presentación, estética…y todo ello con máxima precisión. Ortega Utrilla trabaja para el cliente orientando profesionalmente y dejándose guiar a su vez para que el producto final “entre por la vista”, pero desde la mejor destreza de la experiencia profesional.

EEEEEOOOOO

Dejar respuesta

Anímate a comentar!, no es necesario estar registrado