“La Alacena de Pilindicas”, un entrañable local con exquisitos sabores

0
264

Los sabores distinguidos integran las preferencias del buen gourmet. Los productos selectos, las “delicatessen”, son afanosamente buscados, degustados y consumidos por este tipo de público amante de sabores, texturas y presencia. Paladares exquisitos.

Pues todo esto y mucho más, haciéndose extensivo a todo público en general, se ofrece en un local recogido, atractivo y pleno de exquisiteces y productos de consumo general, mezclados con delicadezas insólitas.

Los gustos refinados, tanto en comida como en bebida, se pueden surtir de productos apropiados en “La Alacena de Pilindicas”, un local familiar, concentrado en productos selectos, alimentos que van más allá de lo comestible y que a su vez están al alcance de todos los bolsillos.

La cultura popular considera y valora la alimentación como necesidad básica para las personas, pero también y de modo paralelo al bienestar social, conceptúa y estima, cada vez más, calidades, texturas y sabores que nos ofrecen los alimentos en estado natural y manipulados por nuestros artesanos.

Este concepto de negocio y por consiguiente este tipo de productos alimenticios, se ofertan desde esta singular tienda con sabor “vintage” y productos de muy buen gusto. Un coqueto espacio, en la calle Manzanares 23, de Daimiel, concentra alimentos y sabores en un local definido entre la antigua tienda de ultramarinos y los modernos despachos de productos “delicatesen”.

En un ambiente sencillo y llano, con trato directo y muy personal, se aconseja al comprador acerca de productos y calidades. Viandas con sabores distinguidos, exquisitos y selectos, dispuestos para todo tipo de cliente.

Quesos manchegos artesanos, elaborados con leche cruda de oveja y con denominación de origen, destacando la marca “Vegas del Guadiana” entre las preferencias de “La Alacena de Pilindicas”; productos de Daimiel y de La Mancha: mostillo dulce artesano, vinos, dulces y repostería local, miel, aceites de oliva de categoría superior, embutidos artesanos de rancia tradición gastronómica (ciervo, toro, avestruz, jabalí), conservas de la Mancha (pisto y asadillo elaborados con recetas recuperadas de nuestros antepasados), legumbres manchegas de categoría extra, especias de la zona (azafrán y pimentón), encurtidos manchegos con denominación de origen y una gran selección de vinos de nuestra región, incluyendo vermouth y mistela.

Con dieciocho años de experiencia en el sector de la alimentación, en la calle Manzanares 23 de Daimiel, “La Alacena de Pilindicas” ofrece y presenta el mundo de los sabores a tu alcance.

EEEEEOOOOO

Dejar respuesta