El renacer de la Laguna de Navaseca

0
747

Seguramente muchos de quienes conocieron este entorno allá por los años setenta recuerdan esta laguna formada por el agua que manaba del subsuelo de modo estacional, formando zonas de gran valor ecológico por su fauna y flora, al igual  que otros parajes del entorno como Escoplillo o la Albuera,  pero que poco después vieron como al bajar los niveles freáticos, estas zona nunca más volvieron a ser lagunas.

dsc_0617Con estos antecedentes era fácil pensar que nunca más volveríamos a ver estos parajes en su máximo esplendor, y más cuando   la zona de Navaseca  se utilizó de vertedero y  filtro verde para las aguas residuales del pueblo. Pero la decisión por parte del Ayuntamiento a finales de los 90, de construir una depuradora para las aguas residuales e industriales de Daimiel, cambió la suerte de este entorno. Si bien la decisión fue acertada, no lo fue tanto las previsiones para verter las aguas depuradas en una zona que no fue preparada para ello. Dicha zona no fue rotulada, limpiada y preparada para recibir las aguas procedentes de la depuradora. A este factor se le añadió la falta de previsión para las aguas pluviales, puesto que el saneamiento de fecales de Daimiel está comunicado al saneamiento de  pluviales (excepto en el polígono Sepes y CIDAG) y por tanto en momentos de lluvia, ésta se junta con las fecales aumentando la cantidad de agua residual  que llega a la entrada de la depuradora, viendose superada, y no siendo capaz de depurar tal cantidad de vertido, introduciéndose éste en la laguna de Navaseca.

A pesar de estos antecedentes que han provocado  numerosos capítulos de botulismo produciendo la mortandad de algunas aves, la laguna de Navaseca se ha convertido en un lugar de biodiversidad incalculable, contando con numerosas especies de aves, algunas de ellas protegidas.

El Ayuntamiento y otras administraciones en los últimos años está llevando a cabo una serie de inversiones para la puesta en valor de este entorno, mejora del mismo y aumento de la capacidad de la laguna para evitar vertidos en momentos de lluvia intensa que puedan acabar en el río Guadiana y  posteriormente en el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel.

Estas inversiones ya se pueden ir comprobando:

-Primero, fue la compra por parte del Organismo Parques Nacionales y posterior cesión al Ayto de Daimiel de la finca aledaña a la laguna existente y que ya formaba parte de la propia laguna.

-Segundo, ha sido la obra de ampliación y adecuación consistente en la construcción de un camino que actúa de dique en las orillas de la nueva laguna,además de reforzar las orillas de la ya existente, la ampliación de la acequia de entrada de agua del canal a la depuradora y la instalación de miradores y pasarelas para facilitar la observación a los visitantes de este entorno.

-Tercero, es la contrucción de una balsa de tormentas que recogerá las primeras escorrentías en momentos de lluvia intensa , evitando que lleguen a la laguna de Navaseca y al Guadiana para ser posteriormente depuradas, logrando así evitar episodios de contaminación.

Estas inversiones han puesto en valor un recurso natural del que los daimieleños nos podemos sentir orgullosos y disfrutar de él. Cabe esperar de nuestras administraciones que se sigan preocupando por este paraje y sigan mejorando el mismo, tanto por su valor natural como por su valor turístico .

EEEEEOOOOO